viernes, 23 de marzo de 2012

Y última reseña de la lectura conjunta. ¡Muchas gracias, Isi!

Poco más queda por decir sobre este libro, después de las estupendas 24 reseñas que preceden a la actual, y eso contando solo con las de esta lectura conjunta que tan buenos momentos nos ha reportado.
la-formula-preferida-del-profesor2
Supongo que todos hemos acabado encariñados con el Profesor, ese ancianito tan desvalido a nuestros ojos, pero que ha encontrado su manera de comunicarse y hacerse entender, a pesar de esos únicos 80 minutos que tiene de memoria. Seguro que nos ha dado un poco de miedo que, por alguna desafortuanda casualidad, se le cayera una de sus notitas agarradas con imperdibles a la chaqueta y perdiera todavía más recuerdos, además de los que ya no tiene y son irrecuperables. Me atrevo a afirmar que todos los lectores nos hemos entristecido un poco cada noche que la asistenta y Root dejan al profesor para irse a sus casa, sabiendo que él les olvidará en 80 minutos, y también afirmo que hemos sentido una pequeña semilla de esperanza de que la enfermedad remitiera cada mañana, cuando nuestra protagonista llamaba al timbre, en el momento justo antes de leer ¿Qué número de pie calzas?
Además de acompañar al profesor hemos pasado mil momentos de alegría, paz y cotidianidad con la asistenta, esa mujer joven que sobrevive de trabajo en trabajo para mantener a su hijo y que, a pesar de las dificultades, siempre es generosa y amable. Todo un ejemplo a seguir. Cómo no, ella también se encariña con el Profesor, y es que es imposible no sentirse un poquito responsable de él, de sus cuidados, de acordarse de celebrar sus premios de la revista matemática…
Y ya por último, que levante la mano el que no pensó en algún momento en ir ayudar a Root y a su madre a encontrar el famoso cromo de Enatsu; ¿quién no sufrió un poquito con ellos, de tienda en tienda, intentando encontrar un buen regalo para el Profesor? Ha sido emocionante ver cómo un niño de 10 años se encariña con un anciano que poco tiene que ver con él, pero que le trata como si fuera la personita más importante del mundo… Porque el amor tan puro siempre es correspondido. Son tres personajes entrañables, un gran equipo que ha superado las dificultades y que nos ha demostrado que se puede querer a los demás, aunque solo hayan pasado 80 minutos desde que les has conocido…
En fin, es un libro que me ha gustado y he disfrutado mucho. Además, gracias a la lectura conjunta, he ido leyéndolo poquito a poco, tal y como yo misma fui marcando los tiempos, intentando buscar frases adecuadas para citar en el momento en el que hicimos cada comentario y, en general, saboreando esta historia tan tiernecita. Es de esas novelas que no tienen nada, pero lo tienen todo.
Además quiero agradecer a todos los participantes que aportaran visiones muy enriquecedoras de la novela y, sobre todo, que se animaran a darle una oportunidad al libro y a la autora. He disfrutado mucho de mi primera lectura conjunta, de verdad, y no descarto organizar otras en el futuro. También coincidió que tuve unas semanas muy relajadas en las que pude dedicar bastante tiempo a prepararlo y organizarlo todo (tampoco es que sea un trabajo descomunal, pero por ejemplo ahora no hubiera podido hacerlo), con lo cual aumentó mi disfrute, porque ya se sabe que cuando uno está implicado en algo… ;)

LEER MÁS

No hay comentarios: