Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

Bonita y original la segunda reseña sobre "la fórmula" de la lectura compartida

Imagen
Yo soy YSDGCE, y quiero manifestar el conocimiento que me ha sido revelado a través de un viejo texto hallado, escrito al inicio del lejano siglo XXI, todavía impreso en papel, cuando ya la tecnología digital de aquella época antigua comenzaba a imponerse sobre los textos escritos, muy lejos todavía, sin embargo, de la técnica de implantes que finalmente sustituyó las anteriores, dejándolas obsoletas.

Quizá sería más justo decir que el texto me eligió a mí, aunque prefiero omitir las circunstancias de su hallazgo para centrarme en sus enseñanzas.
El primer párrafo del texto venció mi inicial resistencia a reconocer, de nuevo, mediante la lectura, después de tanto tiempo de inactividad, los caracteres impresos:
MI HIJO Y YO LE LLAMÁBAMOS PROFESOR. Y el profesor llamaba a mi hijo <>, porque su coronilla era tan plana como el signo de la raíz cuadrada.
- Vaya, vaya. Parece que aquí debajo hay un corazón bastante inteligente. Me introdujo de lleno en una historia que c…

Primera reseña sobre "La fórmula preferida del profesor" en la lectura compartida organizada por Isi

Imagen
LA FÓRMULA PREFERIDA DEL PROFESOR A finales de enero, me recomendaron La fórmula preferida del profesor. La verdad es que en ese momento no me convenció mucho, más que nada porque al preguntar de qué iba el libro, la respuesta fue “Pueeeees… es un libro que habla de un profesor de matemáticas… Y sus alumnos de clase…”. Yo solo pude pensar: “Argumentazo…”
En fin, el caso es que a los tres días, Isi propuso en su blog la lectura conjunta del libro y entonces tuve oportunidad de leer la sinopsis.
“«Una historia de amor, amistad y transmisión del saber…

Auténtico fenómeno social en Japón (un millón de ejemplares vendidos en dos meses, y otro millón en formato de bolsillo, película, cómic y CD) que ha desatado un inusitado interés por las matemáticas, este novela deYoko Ogawala catapultó definitivamente a la fama internacional en 2004. En ella se nos cuenta delicadamente la historia de una madre soltera que entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de m…

‎"Amarga luz", de Marga Clark en "Las noches blancas

"Cartas de amor", de Mark Twain

Imagen
Reseña: Pilar Alberdi

Acaba de publicar la Editorial Funambulista las cartas entre Samuel Langhorne Clemens, más conocido por su seudónimo literario de Mark Twain y quien fuera su esposa, Olivia Langdon, «Livy».
La traducción es de Alma Fernández Simón y el postafacio de Rubén Pujante Corbalán.
En estas cartas observamos a un Marc Twain, enamorado de su mujer y de su familia, pero que a causa de su participación en negocios editoriales y, en especial, de los viajes que hacía para dar conferencias, pasaba gran parte de su tiempo fuera del hogar. Así le vemos recorrer América y Europa, en caballo, calesa, tren y barcos. De hecho, hay una carta en que se disculpa por su «mala escritura pero estoy en un carro de caballos...»
Por falta de tiempo, las cartas ofrecen información sin detenerse en detalles, pero como el propio Mark Twain se lamenta, mucho le gustaría detenerse en descripciones. Igual, hablan de sus problemas económicos, de los regalos que ha comprado para las niñas o …

Corazón y ciencia en Andalán.es

Imagen
Wilkie Collins (1824-1889) es de sobra conocido por alguna de sus más famosas obras como “La Dama de Blanco” y “La piedra lunar”. Con ellas consiguió un gran éxito en su momento y se convirtió en uno de los precedentes de la futura novela policíaca, al mismo tiempo que utilizaba los recursos propios de la época como los elementos góticos que incorporaba a sus narraciones. Fue íntimo amigo de Charles Dickens de quien se cumple  bicentenario este 2012. Colaboraron juntos en muchas obras y trabajaron codo a codo durante largos años; la muerte de Dickens rompió este lazo y hubo quien insinuó que  Collins ya no volvió a tener la misma altura narrativa tras su fallecimiento, ignorando otras causas, más probables, de su decaimiento.
En esta ocasión hablamos de un texto muy poco conocido ya que es la primera vez que se publica en España. “Corazón y Ciencia”, muy hermosamente editado por los Grandes Clásicos de Editorial Funambulista, es un largo texto, según su costumbre, en el que…

Correspondencia de Chejov y Gorki en el blog de Rubén Castillo

Imagen
Correspondencia

Cuentan de Jorge Luis Borges una anécdota no sé si inventada, deformada, malévola o fidedigna que me gustaría recordar hoy. Al parecer, paseaba nuestro escritor tranquilamente, ya con fama mundial, por la ciudad de Buenos Aires. Un joven se le acercó y, con ojos admirativos y voz balbuciente, le anunció: «Maestro, yo escribo». A lo que Borges, esbozando una sonrisa, respondió: «Qué casualidad, yo también». Y me sirve esta anécdota, auténtica o apócrifa (de Borges se han contado tantos chascarrillos como de Camilo José Cela o de Quevedo), para reflexionar sobre la relación maestro-discípulo en el mundo de la literatura. ¿Cuántos escritores, a lo largo de la Historia, se habrán animado a dirigirse por escrito o de forma oral a otros, a quienes consideraban sus maestros, para rendirles tributo de fidelidad, solicitar que les lean o pedirles consejo de algún tipo?
La editorial Funambulista nos presenta hoy, traducida por Rubén Pujante Corbalán, la Corresponde…

'El Coronel Chabert', de Honoré de Balzac en el blog de Carmen

Imagen
De Editorial Funambulista me he comprado unos cuantos libros que están en casa aún por reseñar, y de los que os iré dando mis impresiones. Ya os comenté El embarazo de mi hermana, de Yoko Ogawa, y La vida singular de Albert Nobbs, de George Moore. Hoy le toca el turno a El Coronel Chabert, de Honoré de Balzac.
Que Honoré de Balzac, representante del realismo del XIX, es uno de los grandes de la literatura universal es un secreto a voces. Quizá muchos de vosotr@s hayáis leído Eugenia Grandet o Papá Goriot, por ejemplo, o algún otro título del autor. El Coronel Chabert no es quizá su obra más conocida y popular, increíble siendo, como es, una magnífica novela. 
Cuando conocemos al Coronel Chabert, el protagonista que da título al libro, es un pobre anciano, ajado por los años, la guerra, la enfermedad, la pobreza y el abandono, que ha sido dado por muerto tras la batalla de Eylau contra los rusos en plenas guerras napoleónicas.
"- Caballero- le dijo Derville-, ¿a quién tengo…

‎"El ángel del odio", de Lajos Zilahy en el Diari de Tarragona

Imagen

"La vida singular de Albert Nobbs" en Página2 de rtve

"La vida singular de Albert Nobbs", de George Moore

Imagen

Una reseña sobre "La vida singular de Albert Nobbs" en el blog Cultura y Literatura

Imagen
Reseña: La vida singular de Albert Nobbs Estamos ante un cuento muy atractivo, que en el momento de su publicación (1918) convulsionó a la sociedad.
George Moore aborda con normalidad la homosexualidad, el travestismo, la paternidad homosexual. Una obra muy breve que se erige como el fresco literario más fiel del Dublín de mediados del siglo XIX.
Leyendo esta obra es normal que Glenn Close se enamorase del personaje, lo subiera a las tablas del teatro y no cejase en su empeño hasta conseguir llevarlo a la gran pantalla.
Una historia concisa, poseedora de una gran fluidez narrativa y una excelente y cuidada edición de la Editorial Funambulista.
Sinopsis de la editorial
Publicada en 1918 (y adaptada al teatro en 1982 y, recientemente, al cine, interpretando al protagonista Albert Nobbs, tanto en los escenarios como en el celuloide, la gran actriz norteamericana Glenn Close), esta novela breve perteneciente a la colección de cuentos orales A Story-Teller’s Holi…

"Una joya literaria en sus apenas 144 páginas" (La vida singular de Albert Nobbs, de George Moore en el blog Carmen y amig@s)

Imagen
Como muy dice el psicólogo argentino gestáltico Jorge Bucay, al que admiro profundamente, todo hombre y toda mujer, para lograr la madurez, el equilibrio, la plenitud, debe poder responder a estas tres preguntas:
- ¿Quién soy? - ¿Qué quiero hacer con mi vida? - ¿Con quién quiero compartirla?
Y además de estas cuestiones debería tener claro su relación con sus padres, con la muerte y con su propia sexualidad. 
Y el pobre Albert Nobbs, el protagonista de La vida singular de Albert Nobbs, no parece tener nada de esto claro. Albert lleva trabajando unos ocho años en el hotel Morrison's, en Dublín. Es un empleado entregado absolutamente a su trabajo y sin vida privada fuera del hotel, en el que también vive. Todos lo conocen como Albert pero él esconde un secreto: esella, es una mujer de mediana edad, no especialmente atractiva, que se ha visto en la necesidad de hacerse pasar por hombre para conseguir un trabajo que le diese independencia, tras un pasado duro y con un futuro …

‎"La excluida" en el Diari de Tarragona

Imagen

CARTAS DE AMOR, de Mark Twain en el foro cultural Troa

Imagen
Reseña: Conjunto de cartas, inéditas hasta ahora en castellano, del autor a su esposa, Livy, en un periodo de tiempo que comprende desde 1868 hasta su fallecimiento. Las cartas se enmarcan en un amplio contexto geográfico: Inglaterra, varios países de Europa y Estados Unidos. En ellas Twain relata multitud de detalles anecdóticos, preocupaciones económicas, experiencias profesionales (conferencias, publicaciones), lecturas y viajes, el dolor ante la muerte de una de sus hijas y ante todo una declaración de amor ininterrumpida. Varias cartas son simplemente breves fragmentos y algunas van dirigidas a otras personas, especialmente miembros de la familia.
El autor ofrece un compendio de género epistolar en el que predomina la estética romántica, con un tono de marcado sentimiento con el que desea ser merecedor del cariño de su esposa y manifestarle de mil modos su cariño. Se observa cierta idealización del amor, junto con un sentido solidario y entrañable de la vida, todo…

En la web de Luis Antonio Villena, el artículo que apareció en El Cultural sobre "Correspondencia"

Imagen
Correspondencia Chéjov-Gorki. Trad. Rubén Pujante Corbalán.  Editorial Funambulista. 237 págs.

La no muy nutrida correspondencia entre dos grandes de la literatura rusa, Anton Chejov (1860-1904) y Máximo Gorki (1868-1936), aunque breve –empieza en octubre de  1898- está llena de encanto. Pese a la no excesiva diferencia de edad entre ambos, Chejov ya enfermo de tisis y medio solitario en Crimea, donde vive por prescripción facultativa, es ya un maestro, autor de magníficos cuentos que revolucionaron el género y de obras de teatro no menos novedosas como “Tío Vania”. Gorki es un provinciano impulsivo y apasionado, un talento que comienza a descollar y que suele dudar mucho de cuanto hace.  Le escribe a Chejov con la devoción y el respeto debidos a un maestro y firma casi siempre sus cartas como Alexei Pechkov, su verdadero nombre, pues Gorki (que en ruso significa “amargo”) fue un pseudónimo. Como es natural hay más cartas de Gorki que de Chejov, que sin embargo acoge al …

‎"La vida singular de Albert Nobbs" en la revista La Caja de Pandora

Imagen

"Una novela elegante, delicada, escrita con una prosa bonita y amena, sutil, cercana y lejana al mismo tiempo" ("La residencia de estudiantes" en Globedia)

Imagen
La residencia de estudiantes


Conocí a esta escritora japonesa en la blogosfera donde existen bastantes reseñas de algunas de sus novelas. Me fijé especialmente en una de ellas por el precioso título que tiene: "La niña que iba en hipopótamo a la escuela" pero reconozco que me daba un poco pereza el que fuese japonesa. Y es que he leído muy poca literatura de ese país y el único autor de narrativa que he leído –Murakami- no me gustó. Sin embargo, cuando leí una reseña sobre la última de sus novelas –la que hoy os comento- y vi lo cortita que es y lo mucho que le había gustado a la reseñadora, decidí darle ya una oportunidad y empezar, precisamente, con esta novela que, en realidad, es algo así como un relato largo
Yoko Ogawa
Yoko Ogawa nace en Okayama en 1962. Estudia en la Universidad Waseda de Tokyo. En 1986 inicia una carrera de escritora, inspirada por sus lecturas de los clásicos nipones, El diario de Ana Frank y las obras de Kenzaburo Oé. Ya con su primer…

“Cartas de amor” de Mark Twain en Melibro.com

Imagen
Gracias a su novela Las aventuras de Huckleberry Finn, Mark Twain está considerado, junto a Herman Melville, como el precursor de la llamada Gran Novela Norteamericana. Este apelativo, por cierto, bien merecido, hace que nuestras expectativas se eleven hasta lo indecible antes de enfrentarnos a uno de sus libros.
En este caso, nada cambia, empezamos la lectura a la espera de que lleguen las sonrisas que siempre consigue despertar el estilo satírico del autor y nos sorprendemos al encontrar, no solo al Mark Twain que estábamos esperando, sino también, y sobre todo, a Samuel Langhorne Clemens, verdadero nombre del escritor.
La editorial Funambulista nos brinda la oportunidad de acercarnos a la vida de Samuel L. Clemens, publicando este recopilatorio de las cartas que el escritor envió a Livy, su esposa, desde que la conoció en 1867 hasta la muerte de ella en 1904.
La lectura de este epistolario nos acerca al escritor de una forma que, a decir verdad, me resulta un poco difícil…

"La niña que iba en hipopótamo a la escuela" en el blog Por los caminos de la tierra oral

Imagen
Acabo de terminar de leer La niña que iba en hipopótamo a la escuela, un libro de Yoko Ogawa traducido por Yoshiko Sugiyama y publicado por Editorial Funambulista.  De esta autora reseñé no hace mucho un librito completamente maravilloso: La fórmula preferida del profesor.




El libro nos cuenta un año muy especial en la vida de Tomoko, año en el que esta niña tiene que separarse de su madre (que se va a Tokyo) e irse a vivir con sus tíos (y su prima Mina, su tía abuela Rosa, la señora Yoneda, el señor Kobayashi ¡y el hipopótamo Pochiko!) a los que apenas conoce.
Si a esto le añadís que el libro está lleno de imágenes delicadas, de silencios sugerentes, de pequeñas historias que alumbran los días, de otras pequeñas historias que los oscurecen, de personajes interesantes (un buen puñado de ellos secundarios, a veces dibujados apenas en dos líneas) y de esa prosa aparentemente frágil pero lo suficientemente fuerte para sostener sin problemas una novelota de más de cuatrocientas …

Correspondencia de Chejov y Gorki en El Cultural

Imagen
La no muy nutrida correspondencia entre dos grandes de la literatura rusa, Anton Chejov (1860-1904) y Máximo Gorki (1868-1936), aunque breve -empieza en octubre de 1898- está llena de encanto. Pese a la no excesiva diferencia de edad entre ambos, Chejov ya enfermo de tisis y medio solitario en Crimea, donde vive por prescripción facultativa, es ya un maestro, autor de magníficos cuentos que revolucionaron el género y de obras de teatro no menos novedosas como Tío Vania. Gorki es un provinciano impulsivo y apasionado, un talento que comienza a descollar y que suele dudar mucho de cuanto hace. Le escribe a Chejov con la devoción y el respeto debidos a un maestro y firma casi siempre sus cartas como Alexei Pechkov, su verdadero nombre, pues Gorki (que en ruso significa “amargo”) fue un pseudónimo. Como es natural hay más cartas de Gorki que de Chejov, que sin embargo acoge al nuevo con calor, estima claramente su obra literaria y le da consejos, siempre exentos de toda ped…

La entrevista completa a Marga Clark en Cuadernos del Sur

Imagen