jueves, 21 de mayo de 2015

Los libros de la isla desierta: La fórmula preferida del profesor, de Yoko Ogawa

Los libros hermosos, complejos, útiles, profundos, que te arrastran a realidades que interiorizas como propias, suelen aparentar precisamente lo contrario.
Esta novela de la afamada Yoko Ogawa, best seller en Japón, es un objeto delicado, sencillo, aparentemente pequeño. Podría ser una pompa de jabón, una fina porcelana o un gatito recién nacido. Es un texto sencillo sólo en apariencia que desde el primer capítulo cautiva y conmueve. Una historia que le valió a su autora premios en su país y la fama mundial.
La editorial Funambulista ha apostado por la autora creando incluso una colección completa dedicada a ella. Después de ser arrastrado a una lectura compulsiva de la novela que reseño, aplaudo la decisión del equipo de Max Lacruz.
La novela, un relato en primera persona, una sucesión de memorias o recuerdos de un ya lejano 1992, nos narra los meses que una madre soltera y trabajadora en una empresa de asistentas de hogar, pasó trabajando en casa -más bien cobertizo- de un eminente profesor de matemáticas retirado. El profesor tiene una peculiaridad -quizá sea su carácter lo que hace que nuestra protagonista sea la novena trabajadora que la empresa envía a casa del profesor-. Años atrás, en la cumbre de su carrera, sufrió un aparatoso accidente automovilístico que afectó a su cerebro, causándole una dolencia que hace que su memoria sólo dure 80 minutos. Esta circunstancia -que Christopher Nolan llevó al cine en su soberbia Memento– obliga a profesor a llevar notas cosidas a su ropa para recordarle las cosas importantes. Cada 80 minutos, su memoria retrocede al año 1975, cuando tuvo el accidente. Como en una cinta de video que graba sobre grabado, la asistenta deberá presentarse cada día y pasar de nuevo el interrogatorio al que la somete el profesor, que no la reconoce pasado ese tiempo.
La protagonista tiene un hijo de diez años que hará las delicias del profesor y con quien comparte su pasión por el baseball. Así, el profesor le enseñará matemáticas y el niño se convertirá en su amigo.
El libro trata de lo que permanece, de lo que perdura y de lo que se desvanece en el tiempo. Capa sobre capa, la memoria dura lo que somos capaces de amarrarla. Las fotografías, los cromos y las notas del profesor lo anclan a la realidad mientras que su memoria se extingue. Las verdades eternas -las fórmulas matemáticas- se contraponen al “todo fluye, nada permanece” de Heráclito. Los meses con el profesor desaparecerán en su frágil memoria pero su huella permanecerá en la protagonista y en su hijo, porque como en el baseball, el profesor golpeó sus vidas y cambió sus trayectorias para siempre.

LEER MÁS

lunes, 18 de mayo de 2015

Memorias europeas de Sosa Wagner: Lección de Anatomía


Leo el libro “Memorias europeas” de Francisco Sosa Wagner (Ed. Funambulista, 2015) y aunque se subtitula “Mi traición a UPyD” creo que el plato fuerte y sabroso que nos brinda es una visita al funcionamiento del Parlamento europeo.
En esta obra, el profesor Sosa Wagner me ha recordado al doctor Nicolaes Tulp quien ofrece la lección pública de anatomía en el retrato de grupo de Rembrandt y en el que, con su sombrero y pinzas en la mano, acomete ante un círculo de miradas atentas, fascinadas y entusiasmadas, la labor de disección de tendones y músculos de un criminal ajusticiado; todo bajo un claroscuro tenebrista donde el doctor ofrece su mano experta y mirada cómplice hacia la audiencia que rodea la mesa de disección.
Pero veamos con mis pinceladas, en este caso impresionistas, lo que nos ofrece tan magnífica obra.

1. En primer lugar, pertenece al género autobiográfico y referido al período 2009-2014 en que Sosa Wagner, Catedrático de Derecho Administrativo, participó como parlamentario europeo por su condición de cabeza de lista de UPyD.
Sin embargo no es una autobiografía al uso sino algo más. No son memorias remotas ni que recreen la forja de la vida, pues se refiere al último quinquenio. Tampoco es un “Diario” pues sigue el formato “Semanario” ya que el lapso temporal de vivencias son semanas en las va plasmando sus experiencias y reflexiones.memorias sosa
2. La obra se lee fácilmente y basta dejarse llevar por el verbo libre y cálido del autor, fruto de una enciclopédica cultura y un sentido del humor finísimo. Su contenido nos ofrece las dimensiones del vivir cada día a la sombra de la rutina Parlamentaria, con sus idas y venidas incluidas.
La dimensión pública en cuanto muestra un Parlamento convertido en Torre de Babel donde las labores parlamentarias se revelan áridas, el sistema de decisión alambicado, infinidad de políticos, parlamentarios y funcionarios bajo la presión de su propio ego y de partidos o lobbies y cuyo mecanismo de funcionamiento parece estar diseñado por un personaje de Lewis Carroll (¿el sombrero loco?).
Y la dimensión privada en que nos ofrece los viajes del diputado, descritos con pinceladas de arte o historia para contextualizarlo. Conoceremos ciudades de la mano del autor (Burdeos..París, Colonia, Venecia, Estambul, Valparaíso, Cuernavaca,etc) y visitaremos Museos y teatros, asistiremos a óperas y actos culturales, junto con su lapidaria crónica de algunas de sus conferencias y charlas…. Tampoco faltan sus lecturas pues Sosa es un lector compulsivo que navega en todos los mares y charcas: narrativa y poesía; ensayos y biografías; novela clásica y moderna,etc… Ello bajo ese invisible aliado del lector que comparto con él, como son los tiempos muertos de los viajes que resucitan con las lecturas y bajo el apoyo del libro electrónico, formato que me está generando adicción al igual que al profesor.

Memorias Europeas en el Diario de León

Tanto coro y solista como aparecen en este este libro lo convierten en realidad en una gran ópera-cronicón (Europa en rapto podría titularse) donde todos cantan a la vez, cada uno lo suyo, y en distintas lenguas para complicar aún más el libreto de esta reglamentada confusión política que suena a veces a obertura wagneriana de estrépitos y magníficats... o a coro disciplinado cuyas notas marcan el paso de la oca... o a tribus de mercaderes y lobbies poblando cada despacho, hotel o comedero de la bulliciosa y grisota Bruselas, capital continental del Toma y Daca.
Así de operística suena la vida parlamentaria en esa ciudad belga y la francesa Estrasburgo retratada por Francisco Sosa Wagner en su libro «Memorias europeas, mi traición a UPyD». Se presentó ayer en esta feria.
Hay mucho de admirable en sus casi ochocientas páginas. Admira el memorión que va ahí, la prolija radiografía, la descripción del día a día de un eurodiputado, la fatigante y tediosa tarea legislativa, la divertida trastienda política, las idas y los idus... admira la cantidad de nombres, países, episodios, encuentros y desencuentros que caben en una legislatura europea y en un partido virgen que anunciaba tierra prometida a los libres e iguales... admira que alguien de nuestro paisaje paisano acabe tratando o debatiendo con los altos barandas que manejan el cotarro europeo o nacional, viajando a conocer gentes lejanas que ya son cercanas... o andando con el paso cambiado aquí entre gentes cercanas que se han ido a tomar por donde amargan los pepinos... admira el enorme retablo de esta obra wagneriana de Paco Sosa... y a cada cual le hace su retrato o instantánea con ironía, concisión piadosa, sentencia tajante o distancia profiláctica... pero no tema el lector, no se enrolla nunca, su ritmo narrativo trepida, a veces es telegráfico, y así cabe todo lo que tiene que caber.

LEER MÁS

Sosa Wagner en Voz Populi


El exeurodiputado de la formación magenta muestra su apoyo a Albert Rivera en plena campaña electoral. Revela en un ácido libro de memorias el trato que le dispensó la dirección de UPyD tras proponer una alianza preelectoral con C's.
El exeurodiputado de UPyD Francisco Sosa Wagner ha mostrado su apoyo a Ciudadanos en plena campaña electoral -se le vio el miércoles en un mitin de la formación naranja en Oviedo- y ha sido invitado por Albert Rivera a participar en su proyecto. "Al final, los que pensamos igual, solemos acabar juntos", ha subrayado el presidente de C's, agradeciendo a Wagner su "valiente" respaldo.
Relegado de la portavocía de UPyD en Bruselas por no regirse a la normas de funcionamiento interno del partido, según sostiene la dirección magenta, el catedrático optó por abandonar esta formación el 17 de octubre, apenas dos meses después de haber planteado una alianza entre la formación de Rosa Díez y Ciudadanos. Una apuesta arriesgada y desde dentro que generó gran revuelo mediático y un profundo debate entre las bases magentas.
Con la perspectiva que le brinda no ver la actualidad desde la primera línea, sino desde su retiro en la Universidad de León, Sosa Wagner pronostica que UPyD camina hacia su final, tal y como afirma en un ácido libro de memorias publicado la pasada semana. El exeurodiputado revela aquí en detalle las presiones, los insultos y las prácticas de "ordeno y mando" a las que se vio sometido. Una crítica mordaz al dirigismo de Rosa Díez, a la que llega a responsabilizar de conducir al partido a la desaparición.
En la obra Memorias europeas. Mi traición a UPyD (editorial Funambulista), el catedrático señala que la dirección del que era su partido "está compuesta por personas que bien poco o nade saben de las mil cuitas que se ventilan en parlamentos y administraciones. Es decir, una cáfila de legos -continúa- se arroga unas atribuciones en cuyo ejercicio no es extraño que se despeñe por el barranco de lo grotesco". Y es que, según denuncia el exeurodiputado magenta, elegido cabeza de cartel de la última lista europea en primarias internas, "me consta que incluso las votaciones de los concejales son dirigidas desde el despacho de Rosa en Madrid".
En un contexto donde la cúpula de UPyD, cada vez con más deserciones orgánicas, rechaza una estrategia común con Ciudadanos -las conversaciones para conformar una tercera vía más fuerte se rompieron en noviembre-, Sosa Wagner se hace la gran pregunta, la más "inquietante" de todas: "¿Sabrá UPyD lo que va a ser? ¿Veremos una UPyD aireada y ventilada, libre de las vestimentas pueblerinas?" Y el catedrático responde: "Mucho me temo que estemos ante una quimera".

LEER MÁS

jueves, 14 de mayo de 2015

Entrevista a Sosa Wagner en Todoliteratura

Francisco Sosa Wagner ha sido un político realmente original y único. Dejó su cátedra de Derecho Administrativo para sumarse a las fuerzas de la política vasca Rosa Díez. Su experiencia ha sido realmente frustrante, aunque su trabajo ha dejado huella en el Parlamento Europeo. Su experiencia europea la ha plasmado en sus “Memorias europeas”, que ahora acaba de publicar la editorial Funambulista.

Francisco Sosa Wagner (Fotos: Alfredo Merino)
Francisco Sosa Wagner (Fotos: Alfredo Merino)

Con su sempiterna pajarita, algo muy común entre los políticos del desaparecido partido de Tierno Galván, ha paseado por Europa su bonhomía y sus conocimientos académicos. Su visión, más avanzada que la del partido al que ha representado en estos últimos años, queda reflejada en su dietario con subtítulo Mi traición a UPyD. En la mejor tradición de políticos intelectuales, su libro es una delicia de leer por su agilidad, ironía y criticismo. En la entrevista nos desvela las claves de su libro.

¿Qué ha pretendido al escribir sus “Memorias europeas”?
Dejar el testimonio de quien ha seguido con ojo crítico el funcionamiento del Parlamento europeo y además se ha complacido en contemplar la vida cultural en el centro de Europa. Y disfrutarla en la medida en que es posible.

¿Por qué ha escogido el formato de dietario para escribirlo?
Me ha parecido el más cómodo. Cada sábado, cuando volvía a España, anotaba todo lo que había vivido en la semana.

Los políticos españoles no están muy acostumbrados a escribir sus memorias. ¿A qué cree que es debido?
Hay en efecto una falta de costumbre en España y no solo entre los políticos. Echo de menos este tipo de libros firmados por altos funcionarios, diplomáticos, magistrados etc. Lamentable porque soy un consumidor de este tipo de literatura. Lo mismo ocurre con las “cartas”, aunque ahora ya será imposible con los correos electrónicos, que se limitan a formular mensajes y muy raramente a contener verdaderas epístolas.

El formato que ha escogido nos recuerda a las memorias de Manuel Azaña por su minuciosidad y su ironía. ¿Le gustaría que le recordasen por este paralelismo?
Me encantaría. He leído un par de veces las Memorias de Azaña aunque mis notas son probablemente peores pero más extensas. Este tipo de documentos son muy expresivos: por lo que se hace y se cuenta, por lo que no se hace..., por las pinturas de los personajes que el autor trata, por las situaciones cómicas que se viven... Indispensables para un historiador.

Todos los intelectuales que han entrado en política han salido escaldados. ¿Está reñida la intelectualidad con la política?
El mismo Azaña murió en el empeño y Negrín, que era catedrático de Medicina, tampoco salió bien parado, por citar dos personajes de la República. Lo mismo podemos decir de Ortega, de Marañón, etc. Pero es curioso que los intelectuales han hecho casi todos sus intentos de acercarse a la política. El intelectual debe hacer política si es su gusto aunque de la política de partido debe huir. Sobre todo en la España actual donde los partidos se asemejan a veces a las partidas.

Cuando fue a buscarle Rosa Díez, ¿qué le dijo para que decidiese dar el paso de volver a la política?
Pasé un verano entero valorando con mi mujer la oferta de Rosa Díez. Al final pensamos que, para un profesor de derecho público, estar en el Parlamento Europeo es como para un médico aprovechar la estancia en un hospital gigantesco con cientos de camas y quirófanos abiertos día y noche.

LEER MÁS

lunes, 11 de mayo de 2015

Artículo en El Mundo sobre «No hay dos iguales», de Judith Rich Harris



El misterio de la individualidad

Las siamesas Ladan (izquierda) y Laleh Bifani, que murieron en 2003...
Las siamesas Ladan (izquierda) y Laleh Bifani, que murieron en 2003 tras una operación para intentar separarlas. REUTERS
Tal vez recuerden la historia de Laleh y Ladan Bijani, dos personas con vidas literalmente paralelas. Unidas por la cabeza, estas gemelas nacidas en Irán lo compartieron todo durante 29 años, edad en la que decidieron jugarse sus vidas a cara o cruz en una cirugía de separación. Ambas murieron durante la operación.
La historia de estas hermanas esconde una incógnita sobre la génesis de la personalidad humana. Piénselo: nacieron y vivieron siempre juntas, compartieron crianza además de la totalidad de sus genes. Sin embargo, una era más extrovertida que la otra, Laleh quería trasladarse a Teherán y convertirse en periodista, mientras que Ladan tenía previsto permanecer en su ciudad natal de Shiraz y ejercer la abogacía. ¿Qué hizo que dos personas esencialmente iguales desearan con tal intensidad cosas diferentes? O, en palabras de Judith Harris «la individualidad humana es un misterio». Las teorías de la personalidad que están hoy en boga no son capaces de explicar por qué no hay dos personas iguales o por qué estas se diferencian de la manera en que se diferencian. Incluso los gemelos educados en un mismo hogar difieren en cuanto a personalidad y comportamiento. Los gemelos poseen genes idénticos, de modo que las diferencias entre ellos no pueden ser genéticas». Si no los genes, entonces ¿qué?
Harris es una psicóloga norteamericana que ha dedicado medio siglo a la cuestión del desarrollo de la personalidad. En su trabajo más reciente No hay dos iguales -que ahora publica en español la editorial Funambulista, con un postfacio de Arcadi Espada- ha volcado años de investigación, independiente y original. Un libro que ha recibido alabanzas de científicos tan destacados como Robert Sapolsky y Steven Pinker a la vez que ha conseguido cosechar no pocas críticas también académicas.
Con un espíritu detectivesco que la propia autora declara y que puede sentirse en cada línea del texto, Harris investiga las razones del caso. Para ello pone a prueba una tras otra las teorías dominantes en la moderna psicología del desarrollo y, con una lógica holmesiana, las examina y en última instancia desestima como «pistas falsas» que minan el camino. La suya es una teoría original de cómo se forma la personalidad. No sólo la de los gemelos idénticos o siameses, también la de usted y, más importante todavía si se encuentra en la encrucijada de educar a un hijo o hija, la de éstos.

Tres mecanismos mentales

La teoría de Harris consta de tres módulos o mecanismos mentales que hacen posible recabar información personal y social, analizarla adecuadamente y generar respuestas que darán forma a la personalidad que, en un espíritu darwiniano, mejorarán las opciones del individuo. Harris explica que «el cerebro humano neurológicamente normal posee un léxico mental para las personas, con una entrada independiente para cada individuo sobre el que sabemos algo».

LEER MÁS

jueves, 7 de mayo de 2015

Viernes 15 de mayo, presentación de "Memorias europeas", de Francisco Sosa Wagner

Editorial Funambulista y La Feria del Libro de León
tienen el placer de invitarle,
el viernes 15 de mayo de 2015, a las 19:30,
a la presentación de

Memorias europeas

Mi traición a UPyD

de Francisco Sosa Wagner


Presentación a cargo de:



Pedro Trapiello, escritor y periodista

Francisco Sosa Wagner




Carpa de actividades, Feria del Libro de León,
Plaza de San Marcelo, León

miércoles, 6 de mayo de 2015

Algunos enlaces sobre Memorias europeas, de Sosa Wagner


 
Una primera referencia en un Blog jurídico de mucha difusión:



La entrevista en Radio León de la Cadena Ser:







martes, 5 de mayo de 2015

El barón de Nicastro en Pandora Magazine

El barón de Nicastro, de Ippolito Nievo
Aunque ahora se haya puesto de moda, parece que el buenismo es tan antiguo como el mundo, lo novedoso es el palabro que, de todos modos, define muy bien lo que quiere expresar el término.
En concreto, por estos lares hay una división clara entre los que engañan, los célebres pícaros de nuestra mejor literatura y los engañados, los que van de buena fe y buscan un bien en el que creen.
Me ha parecido en este sentido muy revelador un pasaje del libro en el que el protagonista de la novela -el propio barón de Nicastro- que relata en primera persona lo que vuelven a ser unas memorias noveladas -falsas memorias, por tanto- charla con un juez que enfrenta dos realidades, la del idealismo del hombre de acción frente a la cobardía de quien prefiere una vida integrada en la realidad cotidiana que, con hipocresía evidente, se adapta a los valores reales, no a los valores que constan en leyes y manuales varios. Lleva su vida por los derroteros de la burguesía que ya se había impuesto cuando se escribió el libro.
De hecho, se me antoja que igual que Cervantes enfrentara en su día dos mundos –el de los caballeros andantes ideales y el de los pícaros malandrines por otro- Nievo contrapone, a su vez, el mundo de la aristocracia que se resiste a adaptarse a los tiempos y el de los burgueses que se han impuesto inexorablemente.
La gracia está en que los valores aristocráticos, que en otras obras están asociados al abuso de autoridad o a la utilización de las personas como animales o mera mercancía resulta, en este caso, ser el de los valores más nobles e inocentes.
Aunque se trata de un clásico, la obra que hoy recomendamos, El barón de Nicastro, de Ippolito Nievo –Editorial Funambulista- tiene ese toque arcaico que aporta el paso del tiempo que da a la obra un toque de novela histórica muy interesante.
El argumento nos presenta al barón de Nicastro en un disparatado viaje en pos del bien. En esa búsqueda viaja desde Europa a África, a América para luego buscar en Asia. De vuelta en América, donde ya le daban por más que desaparecido, llega peor que Blas de Lezo a quien llamaban medio hombre por faltarle un brazo, una pierna y un ojo. Nuestro viajero, además de estas pérdidas, vuelve sin pelo ni dientes. Aunque tradicionalmente se asocia esta obra a Cándido, de Voltaire y a El barón rampante, de Italo Calvino a mí se me viene a la cabeza otra obra, sin duda posterior –la reseñada es de finales del siglo XIX y la evocada de los años 80- que quizá no haya influido realmente en ella –la de los años 80, evidentemente- pero que a mí me resulta curioso comentar. Me refiero a En busca del unicornio, de Juan Eslava Galán. Allí también se prepara un gran viaje para buscar un unicornio que solucione los problemas de lecho de Su Majestad. A la vuelta, han muerto casi todos los componentes de la expedición y el famoso cuerno del animal no sirve ya para nada puesto que el rey también ha fallecido.

Memorias europeas en Hechos de Hoy


Un 1 de Mayo en todos los frentes políticos, económicos y sociales porque se siente en el cogote la llegada de los comicios del domingo 24 que son decisivas a nivel local y regional como primer termómetro general.
En Unión, Progreso y Democracia (UPyD) sigue el navajeo político. El martes llegan a las librerías las explosivas y candentes memorias políticas de Sosa Wagner, exeurodiputado de UPyD, jurista, catedrático y escritor. En Memorias europeas. Mi traición a UPyD (Editorial Funambulista), un duro ataque contra Rosa Díez. En el mérito de la líder de UPyD está el haber hecho saltar el cerrojo de un sistema de dos partidos. En su demérito no haber intuido que el viento del cambio venía de una alianza sincera y civilizada con Albert Rivera y su marea naranja, el partido Ciudadanos, disparado en las encuestas.

LEER MÁS

La vendetta de Sosa Wagner (El Confidencial)


Imagen de la portada y la contraportada del libro de Sosa Wagner (EC)Rosa Díez, muñidora de ponzoñas, lo sabe y está furiosa”. Sirva esta cita para entender que Sosa Wagner, exeurodiputado de UPyD, jurista, catedrático y escritor, no se deja nada en el tintero en la autobiografía que publica esta semana. El martes llega a las librerías Memorias europeas. Mi traición a UPyD (Editorial Funambulista), una exhaustiva biografía de casi 800 páginas donde repasa su etapa política con precisión y el devenir del que hasta hace poco era su partido.
El subtítulo ya deja claro el tono del libro. Wagner no tiene pelos en la lengua y detalla con minuciosidad cómo las relaciones con Díez se fueron tornando imposibles hasta al punto de describirla como una líder autoritaria, falta de miras y más preocupada de ejercer un mando de hierro dentro de las filas del partido magenta que de la regeneración democrática de la que siempre ha hecho gala UPyD.
Con forma de meticuloso diario, Wagner detalla sus días de trabajo en el Parlamento Europeo desde que Rosa Díez le ofreciera unirse a su partido en el Palacio de la Magdalena de Santander en el verano de 2008 hasta la debacle que ha vivido UPyD tras las elecciones andaluzas y su negativa a unirse a Ciudadanos. “Si ella creía que este aquelarre le iba a salir gratis, se ha equivocado”, escribe en referencia a la que paulatinamente termina llamando ‘esa señora’.
“Le coge gusto a seguir cometiendo errores, y podríamos llamarla al modo homérico «la que amontona errores», y los va hilvanando como un orfebre, siendo el mayor de todos precisamente romper las negociaciones con Ciudadanos y descartar el pacto” para las elecciones andaluzas, asegura en la última parte del epílogo del libro titulado Estrambote electoral por los cero diputados que logró UPyD y los nueve de Ciudadanos.

LEER MÁS

lunes, 4 de mayo de 2015

Santa Teresa is different en el blog de la Librería de Javier

 
santa teresa is different percy hopewell libreria javier

Todos los lectores lo sabemos. Y más aquellos que devoran ensayo tras ensayo histórico. No hay nada como un historiador inglés para hacer ameno lo infumable. Y es que nuestros académicos de la Real Academia de la Historia son pesados hasta no poder más. Caso contrario de los ingleses que consiguen ese punto de diversión e interés en todo lo que tocan que procuran que devoremos sus obras como si de buenas novelas se tratara. Y ese es el caso de Percy Hopewell. Si bien este inglés de pura cepa nacido en Oxford no es historiador tal cual, sí que es un gran amante de la historia y tiene la suficiente habilidad para hacernos pasar un rato sumamente divertido a través de las andanzas de Santa Teresa.
La conclusión a la que llega el diablo es que la única conexión poderosa entre un hombre y una mujer es la cama. La cama nos atrapa, el resto nos desgasta. Pensándolo fríamente, la cuestión es hacer tiempo —un cine, un teatro, un paseo, un viaje, unas compras— en espera de que entren de nuevo las ganas. Satisfechas las ganas, vuelta a empezar: un cine, un teatro, un paseo, un viaje, unas compras… hasta que el factor sorpresa comienza a perder fuelle. Entonces te miran unos nuevos ojos, respondes a la mirada y vuelta a empezar: un cine, un teatro, un paseo… (p.119)
Hace cinco años apareció en librerías una breve obra, tan breve como deliciosa, de las andanzas de un inclasificable inglés, viajando con un dos caballos harto estrafalario, con una bocina de barco y una chimenea en el techo, que recorría parajes de nuestra península. El viajero impertinente, que así se llamaba -y se llama tal obra que siempre tendré en mi librería- nos presentó a Percy Hopewell, este gentleman periodista de un semanario inglés y a veces del dominical español El Semanal. Esas crónicas, escritas hace cinco años, y reagrupadas, dieron origen a El viajero impertinente, que nos deleitó en gran medida junto a un personaje que aparece también en esta novela, Annie, británica con pamela, que crea escenas de gran comicidad.
Santa Teresa is different no es una biografía al uso. Si bien su gran característica es la de hacernos conocer partes de la vida de esta santa, el libro de Percy Hopewell tiene la habilidad de hacernos amable y risueño cualquier rincón de su lectura. Nos habla de Santa Teresa, sí, y nos explica bastante de su vida y obra, a la vez que nos aboceta sobre otras biografías publicadas apostillando sobre ellas en sus aciertos y defectos. Pero además esta deliciosa obra es una perfecta guía de viajes para conocer los parajes alrededor de Ávila por los cuales transitó la Patrona de España. La obra está escrita con cortos capítulo que, cada uno de ellos, es una crónica enviada a su semanario inglés News Magazine. Transitamos por pequeños pueblos en los que trabamos contacto con lugareños que nos comentan aspectos de su villa y algún que otro gracejo sobre la estancia de la santa en ese lugar, nos enteramos de ciertas costumbres muy españolas -desde un punto de vista muy objetivo, el de un perfecto inglés- como pueden ser la santa Inquisición, el desmembramiento de los santos para el comercio de reliquias, los autos de fe y su teatro correspondiente, los interesantes orígenes judíos de la santa (ocultos hasta hace pocos años), así como estudiosos caligráficos de Santa Teresa y sus curiosos juegos criptográficos para burlar a los inquisidores. La obra acaba con un jugoso y delicioso anecdotario muy variado y un marco cronológico en el que se nos detalla puntualmente los hechos más importantes de su vida y su entorno.

LEER MÁS