viernes, 18 de octubre de 2019

Luis Morales: «Antes de tanta ‘pantallita’ uno viajaba en tren y mantenía conversaciones»


La última novela del escritor cacereño Luis Morales, en coautoría con Iván González, acaba de salir a la luz. Gigoló en Riad es una historia real sobre la vida de un ingeniero, bajo el pseudónimo Yago Capablanca, que se instaló en la capital de Arabia Saudí entre 2009 y 2011, en una época de crisis económica en España. Al poco tiempo de llegar le propusieron ser, además de ingeniero, chico de compañía.
-¿Cómo surge ‘Gigoló en Riad’?
-Surge de un encuentro. Tanto Iván como yo en enero de 2016, a través de una tercera persona, tuvimos la oportunidad de conocer a un ingeniero que había trabajado en Riad para una multinacional entre los años 2009-2011. En esa conversación salió a la luz la doble vida que llevó en la capital de Arabia Saudí, que fue compaginar su trabajo de ingeniero con hacer de chico de compañía. La novela surge de lo extraordinario que nos pareció no solo esta doble vida si no también su fascinación por el mundo árabe.
-¿Cómo conocen al protagonista en la vida real a ese ‘Yago’ ?
-Antes de tanta «pantallita» uno viajaba en tren, y yo que tantas veces he hecho el trayecto Madrid-Cáceres, que lo llamábamos el de la amistad porque a veces tardábamos 9 horas en llegar, no me quedaba otra que hablar con el pasajero de al lado. Antes el desconocido del tren te contaba su vida y decías esto da para una novela. Era cuando la gente charlaba sin pantallas con contacto puro y sencillo.En cierto modo esta novela quiere volver a esa literatura de contar historias.
-¿A qué se debe esa doble vida de Yago Capablanca? Entiendo que un ingeniero no necesita otro empleo y menos en Arabia Saudí…
-Quien va a instalarse a Riad como profesional europeo lo hace para hacer caja. Pero el estado anímico de Yago no era bueno y aceptó la oportunidad laboral de sacar el máximo rédito a él mismo, lo que hizo fue optimizarse. Luego está su pulsión sexual, fantasías y su fascinación con universo femenino que se encontró. Pero a todo esto le llevó cierta amoral de la que procedía y no es otra que la propia de la sociedad occidental.

LEER MÁS

jueves, 10 de octubre de 2019

"Gigoló en Riad" en La Vanguardia

Ayamonte (Huelva), 7 oct (EFE).- El ingeniero español Luis Morales pasó una etapa de su vida en Arabia Saudí, donde le impactó tanto lo que vio en uno de sus compañeros que lo ha plasmado en 'Gigoló en Riad’, una novela definida por los expertos como "arriesgada y comprometida”.
Publicada por Funambulista, Luis Morales, nacido en Cáceres y afincado en la localidad onubense de Ayamonte, y el madrileño Iván González, han sacado adelante una novela que supone “la crónica de una doble vida”, concebida también como un análisis de “la búsqueda desesperada de un sentido a nuestras vidas de occidentales apoltronados”.
La firma de Yago Capablanca de la novela es la forma que sus autores han adoptado para proteger la identidad del protagonista, afirmando siempre que se trata de una persona real, con nombres y apellidos, y que todo lo que se recoge en las páginas le sucedió realmente, admitiendo que se da, con ella, “un salto mortal sin red en tiempos tan delicados para la libertad de expresión”.
Comenzando por el principio, Yago Capablanca es un ingeniero español de 30 años, que entre los años 2009 y 2011, en lo más crudo de la crisis en España, trabajó para una multinacional en Riad, la capital de Arabia Saudí.
Sus autores lo definen como “un joven sobradamente preparado, y descaradamente guapo, que al poco de instalarse es invitado a ejercer de chico de compañía de esposas de otros profesionales expatriados”, a las que describen como "mujeres occidentales, solitarias y aburridas en mitad de la nada”.
Sin darse cuenta del proceso, hacer de gigoló se convierte en su segunda y actividad, que le proporciona importantes ingresos en uno de los países más opulentos "pero también herméticos del mundo”.
Morales recuerda que conocieron el caso en primera persona, aunque todo comenzó de forma informal: “nos escuchamos, nos contamos un poco los tres, en aquellos meses de amistad, nuestras vidas oficiales, nuestras experiencias de trabajo en el extranjero, nuestra visión de los tiempos que nos ha tocado vivir, nuestros anhelos y frustraciones”.

LEER MÁS

Entrevista a Luis Morales en Canal Extremadura

"Gigoló en Riad" e ingeniero español. Una experiencia real convertida en novela

Escucha la entrevista

lunes, 30 de septiembre de 2019

"La sociedad de los personajes inacabados" en Déjate de Historias


Entrevista a Carlos Cañeque, autor de "La sociedad de los personajes inacabados", en Librújula

¿Podríamos decir, ante todo, que La sociedad de los personajes inacabados no solo desdibuja el límite entre lo real y la ficción, sino que la ficción sea parte inherente de la realidad?
Sí, el término académico de la “metaficción” se asocia a la posmodernidad, es decir, a la literatura que parte sobre todo del Ulises de Joyce. El Ulises de Joyce es metaficional porque ya en el título hace referencia a otro texto, a otra realidad ya codificada en el canon occidental, la que aparece en La Odisea, a la que la novela de Joyce hace referencia implícita constantemente. Pero si pensamos en otros textos clásicos como La comedia de Dante o el Quijote, nos encontramos con una metaficción clarísima. Dante es el autor y protagonista de La comedia, con lo que la realidad, incluso en la figura de Virgilio, que es otro autor real admirado por Dante que le hace de guía en el Infierno, se entremezclan. Lo mismo ocurre en el Quijote porque el narrador (Cervantes) nos indica que toda la historia de su protagonista se la encontró en unos cartapacios escritos por el escritor árabe Cide Hamete. Además, en la segunda parte, el bachiller Sansón Carrasco informa a Don Quijote que un tal Cervantes, desdichado en amores, escribió una primera parte en la que él, Don Quijote, es el protagonista. Pura mezcla de realidad y ficción.
Es imposible no leer La sociedad de los personajes inacabados sin pensar en Niebla de Unamuno. Aquí también nos encontramos personajes que interactúan o piden explicación a su autor. ¿Qué influencia ha tenido en usted Unamuno?
Niebla muestra, en la figura de su protagonista, Augusto Pérez, uno de los encuentros más contundentes entre un autor y su personaje. Sin duda, en mi novela, esta relación está muy presente. Aunque hay otras ideas de Unamuno que también me han ayudado a formular la trama y algunos detalles. Por ejemplo, en mi novela los personajes protagonistas se encuentran con personajes como Jesús de Nazaret, y Jesús les dice que está seguro de que el Quijote se escribió, mucho más que para parodiar los libros de caballería, para burlarse de él. Esa idea está sugerida en algunos libros de Unamuno. Pensemos en sus semejanzas: los dos son delgados y tienen barba, los dos salen a predicar en medios rurales en base a textos anteriores (El Antiguo Testamento y los libros de caballería) que contienen códigos éticos que justifican su misión, los dos reciben un tratamiento hostil (crucifixión en el caso del judío y pedradas y palos en el del manchego).

LEER MÁS

jueves, 5 de septiembre de 2019

"El Señor de los Pájaros" de Yoko Ogawa en el Parnaso de las Artes

el señor de los pajaros

Tras el éxito de La fórmula preferida del profesor (Funambulista, 2008), se edita ahora en castellano esta singular novela, publicada en Japón en 2012, que trata de la vida del mantenedor de la residencia para clientes selectos de una importante empresa metalúrgica que, además, se ocupa voluntariamente de la limpieza del aviario situado al lado de una guardería de un barrio de una ciudad cuyo topónimo desconocemos, aunque se deduce que la acción se desarrolla en Japón. Tampoco sabemos el nombre ni el apellido de ninguno de los personajes de la novela: el Señor de los Pájaros, sus padres, el hermano mayor, la bibliotecaria, la directora de la guardería, las farmacéuticas de Cielo Azul, el anciano experto en grillos, el herrero que participa en concursos de canto de ojiblancos y unos pocos más.
Unas vidas silenciosas, discretas, unas relaciones humanas casi siempre correctas, pero poco íntimas, jalonan la metódica y aparentemente anodina existencia del protagonista, que ha aprendido de su hermano mayor la pasión por los pájaros, que es lo único que le queda al morir él y sus progenitores. Aquel incluso hablaba en poponés, idioma con el que se relacionaba con las aves, pero que nadie más entendía.

LEER MÁS

lunes, 19 de agosto de 2019

"La sociedad de los personajes inacabados" en La Vanguardia

El literato y cineasta Carlos Cañeque sostiene en una entrevista con Efe que todo escritor "tiene siempre negros" y que busca inspiración y "toma" prestado para sus obras lo que le rodea, por lo que sostiene que "la autoría total e individual no existe".
Ganador del Premio Nadal en 1997 con la obra "Quién", Carlos Cañeque (Barcelona, 1957) muestra en su última novela, "La sociedad de los personajes inacabados" (Editorial Funambulista), a un autor que se siente fracasado e impedido para escribir una nueva obra exitosa, y que contrata a un "negro literario".
"José el Escritor" es un "negro literario". Con ese término "políticamente incorrecto" lo describe el protagonista y lo justifica el autor, con un "tono muy próximo al teatro del absurdo".
"Mi intención es plantear que todo escritor siempre tiene 'negros', y que toma casi todo de la realidad que le rodea, de las personas que conoce, de conversaciones que escucha casualmente en un bar. Creo que la autoría total e individual no existe", ha explicado Cañeque.
Y eso debe ser cierto cuando llega un punto en la narración en que nos sumergiremos en "un viaje de metaficción" donde ya no se sabe quién es quién y donde los personajes "piden a su autor que les haga cambios mediante adjetivos" y sobre todo que no los abandone, pues "eso significaría su inmediata defunción".
Así lo cuenta el autor: "Tanto las tres películas que he escrito y dirigido como mis cuatro novelas nos presentan a un autor protagonista que quiere hacer una obra (...), hasta concluir que el proyecto de la obra que estamos leyendo o viendo es también el producto".

LEER MÁS