jueves, 22 de marzo de 2012

"La leyenda de una casa solariega", en La Biblioteca imaginaria

Título: La leyenda de una casa solariega

Autora: Selma Lagerlöf

Traductora: Elda García-Posada

Editorial: Funambulista

Págs: 200

Precio: 21 €



La leyenda de una casa solariega, escrita por Selma Lagerlöf (1858-1940) y editada por Funambulista, es una hermosísima novela corta de la primera mujer sueca que obtuvo el Premio Nobel (1909) (antes de ella no había sido otorgado a ninguna mujer ni a ningún sueco).

Selma nació en Marbacka, Varmaland, una provincia sueca, escenario de esta novela, y de muchas más. Esa finca será parte no solo de sus novelas sino de su vida entera. Estudió para maestra porque no eran buenos tiempos para vivir sin trabajar, a pesar de la oposición paterna y logró, con su éxito literario, comprar de nuevo la propiedad que se tuvo que vender mientras ella ejercía en Estocolmo.

Sus novelas son muy populares, sobre todo El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia (1906), un encargo que le hizo el gobierno sueco para dar a conocer la geografía del país a los niños, y que efectivamente, dio la vuelta al mundo. Su obra es extensa y no solo se dedicó a la literatura; fue terrateniente, empresaria y una activista política importante. Nunca se casó, como pronostico su abuela al nacer cuando le echó las cartas: “le gustará escribir, y lo que es aún peor; no se casará”.

La leyenda de una casa solariega es una novela corta, de estilo preciso, hermoso que nos envuelve un cuento de hadas realista, que nos mete de lleno en la psicología de los dos personajes principales: Gunnar Hede y la joven Ingrid Berg. Ellos dos son el alter ego de la autora, cada uno representa, desdoblado, las preocupaciones de Selma. Gunnar Hede, es el joven terrateniente que está a punto de perder sus tierras y decide abandonar los estudios para ganar el dinero necesario y evitar la ruina total. Gunnar logra su propósito pero en el proceso pierde la cordura; un episodio terrible donde ha de asistir a la muerte de las doscientas cabras que iba vender siendo inútil sus esfuerzos para evitarlo, lo sume en la locura de la que solo Ingrid, una niña que él ayudó y crece con su recuerdo, logrará sacarlo.

En esta novela llena de la magia de los cuentos de hadas, los dos se turnan para ser a su vez, el héroe y la víctima a quien salvar, y la espada que les ayuda a vencer los horrores, de la locura en él y de la misma muerte en ella, es un violín, la música, la pasión de Gunner y el instrumento que tocaba el abuelo ciego cuando Ingrid iba por los caminos haciéndole de lazarillo junto con una pareja de saltimbanquis que también tendrán parte en la historia como hadas buenas.

En la novela, cada personaje tiene una profundidad y hondura humanas que no por ello les ancla a la realidad; todos tienen su papel fantástico: el príncipe, el dragón, (en forma de La mujer de la Pena y de locura), la muerte, las hadas, la madrastra. Todos. Pero no quita ni un ápice de realidad a la trama, dura, de unas vidas que han de luchar por encima de todo, contra ellas mismas; contra la realidad que al final solo dependerá de ellos cambiar o no.

La leyenda de una casa solariega: una gran novela de una gran autora.

Eva Monzón Jerez
LEER MÁS

No hay comentarios: