lunes, 26 de enero de 2015

Matarse por amor... a Juan Ramón Jiménez

La escultora Marga Gil Roësset tenía 24 años cuando el 30 de julio de 1932, horas antes de pegarse un tiro y acabar con su vida, decidió dejar su diario en casa del poeta Juan Ramón Jiménez quien, al asumir la tragedia, decidió editarlo: "Tu sufrimiento, muerta tú, se ha quedado espandido sobre mí".
Aquel diario lleno de frases incompletas, repleto de puntos suspensivos, ha sido publicado ahora, 82 años más tarde, por la Fundación José Manuel Lara con el título de "Marga" y en la edición que preparó el Nobel de Moguer, según los papeles que dispuso en una carpeta, para homenajear a su joven amiga.
En las páginas de su diario, Marga Gil Roesset reflejó la tristeza, la desesperación que sentía por su amor no correspondido por el poeta, que entonces tenía 51 años.
"Qué dulce es el amanecer del día último..."; "Ya no quiero vivir sin ti"; "Mi amor es infinito... La muerte es... infinita" son algunas de las frases que Marga, antes de su amarga despedida, anotó en su diario, un documento del que se ignoró su existencia hasta 1997 y que ahora se publica, como quiso Juan Ramón Jiménez, con trazas de homenaje.
"...es tan bello lo que escribió y fue tan valiente... que me parece un crimen (matarlo del todo), una falta de humanidad, no dejar en la vida su 'fantasía'", anotó Juan Ramón sobre el proyecto de edición del diario, unos textos que quiso incorporar a su propia obra para que vivieran "eternamente".
"Marga", que se abre con una semblanza biográfica de Marga Clark, sobrina de Marga Gil Roësset, incluye un breve álbum fotográfico, textos y apuntes de Juan Ramón Jiménez y de su esposa, Zenobia Camprubí, poemas, ilustraciones y recortes de prensa de la época alusivas a la actividad artística de Marga y a su última decisión, como estos titulares:
"Suicidio de una señorita: Se encierra, se dispara un tiro en la cabeza y muere instantáneamente. Se ignoran las causas de su fatal resolución".
Marga Clark, que dedicó a la figura de su tía la novela "Amarga luz" y el poemario "El olor de tu nombre", asegura en la introducción a esta edición haberse tomado como una misión en su vida reivindicar y homenajear la memoria de su tía, "puesto que se la mantuvo encerrada en la sombría tumba del olvido 65 años".

LEER MÁS

jueves, 22 de enero de 2015

"La máscara robada" en el blog El Rincón de Adolfo

Por un lado, nuestro libro de hoy es un homenaje cariñoso y divertido al genio indiscutible de las letras británicas William Shakespeare. Por otro, un cuento navideño entrañable que da réplica al de su buen amigo Charles Dickens. Por último, un relato policíaco de uno de los padres del género si no el propio padre.
Así, La máscara robada, de Wilkie Collins –Editorial Funambulista- entra de lleno en una de las peculiaridades de la literatura moderna, la mezcla de géneros que da lugar a obras híbridas, difíciles de encuadrar en uno de ellos porque, según se leen, se pueden considerar varias posibilidades cada una de ellas igual de válidas.
Me ha encantado la ternura paternal y un poco irónica del autor respecto a sus personajes, e incluso, hacia los propios lectores. A veces se dirige a nosotros en plural y otras acentúa la intimidad dirigiéndose a uno en segunda persona. Por el tono, se antoja una buena opción para leer en colegios o los primeros años de la secundaria. Incluso, al ser de temática navideña, con unos pocos retoques podría ser una buena opción para una función de Navidad.
La trama es tan original y disparatada que se vuelve divertida. Pero lo que más me ha agradado han sido los personajes. Unos personajes inocentes, sencillos que nada tienen que ver con las complicadas personalidades de hoy en día. Al leerlo habrá quien opine que son vidas pobres y que hoy estamos mucho más avanzados.
Sin embargo, no deja uno de leer con nostalgia cómo con tan poco se podía ser feliz. Esa es la gran enseñanza del relato, lo absurdo del mundo consumista de hoy en día en el que no podemos prescindir de un sinfín de objetos y varios de ellos, teléfonos, ordenadores, tabletas y de más, son auténticos multiplicadores de información y datos que hacen que cada uno de nosotros transporte ventanas abiertas a un infinito que, mirado fríamente, podría ser tan pobre y absurdo, o más, que la sencilla vida aldeana que nos relata el cuento largo o novela corta de hoy.
También me ha gustado mucho ese tono cordial con el lector, esa complicidad que nos brinda al hablarnos directamente que casi no se da en la literatura moderna y, precisamente por eso, nos resulta novedosa, curiosa y entrañable.
Formalmente, estamos ante un libro de bolsillo que tiene la sorpresa de contener una letra y un espacio entre líneas estándar que facilitan la lectura y que hacen que el libro vuele entre nuestras manos aunque el ritmo no sea tan acelerado como el de la literatura de este Siglo XXI que nos acoge.

martes, 13 de enero de 2015

"La noche sexual" en Letras en Vena


pascal-quignard

  es un tratado sobre el , el amor, el arte y el lenguaje

Por Rubén J. Olivares

La concepción de la sexualidad, el amor y el arte de Quignard llevan implícita una premisa fundamental a partir de la cual construye toda su obra: “Yo no estaba allí la noche en que fui concebido, Es difícil asistir al día que te precede. Una imagen falta en el alma”. Partiendo de esa proposición, Quignard indaga en la representación de la sexualidad, el amor, la muerte y los mitos presentes en las diferentes culturas que forman el universo humano a través de una exquisita colección de imágenes personales que ha ido coleccionado a lo largo de su vida, para irnos desvelando a medida que profundicemos en su obra las diferentes noches que habitan en cada uno de nosotros y que nos han dado lugar. La noche es el reverso tenebroso del día, en el que aquello que no vemos nos ve y nos acecha, pero también es el momento en el que ocultamos de los ojos inquisidores de los demás para poder ser nosotros mismos y reencontrarnos con otros en la intimidad, lejos de miradas curiosas que perturben nuestros encuentros más íntimos.
“La noche sexual” es un tratado sobre el sexo, el amor, el arte y el lenguaje, que recurre a múltiples disciplinas para tratar de abarcar las facetas que componen la sexualidad humana. En esta obra, Quignard recurre a todo aquello que le es útil: la antropología, la etología, la filosofía, la filología, la psicología, los textos griegos y romanos, y una excelente galería de imágenes que abarcan desde la cuna de la civilización occidental hasta el erotismo asiático de Japón y China. Por la misma razón el discurso de Quignard no puede ceñirse a un solo estilo: ensayo, poesía, novela, cuento, mito y hasta biografía. Su perseverante y poderosa escritura anuda con paciencia ideas y palabras para dar origen a una asombrosa obra de difícil catalogación y embrujadora fuerza expresiva que nos habla del origen de nuestra fascinación por el sexo, el deseo y de aquello que somos capaces o no de expresar con el lenguaje, de la relación que éste guarda con los mitos y como ambos se relacionan con nuestra sexualidad primordial, frente a la normalización que la sociedad ha ido implantando al mismo.
Además de ser una delicia por la temática que Quignard presenta, la lectura de “La noche sexual” deleita por su estilo literario. Su escritura es enérgica, ágil, rápida, violenta e impetuosa. Nos arrastra y fascina hacia aquello narrado, adentrándonos en su argumentación y exposición, haciéndonos sentir el vigor y la fuerza vital del sexo que transita, presente u oculto, por sus páginas.

LEER MÁS

lunes, 12 de enero de 2015

La versión cacereña del 'Libro del desasosiego'

El cacereño Luis Morales saca a la luz, con la editorial Funambulista, 'Un día en la (no) vida de Bernardo Soares', una antología de fragmentos de esta obra de Fernando Pessoa, coincidiendo con el XXX aniversario de su primera traducción al castellano
En este 2014 que termina se cumplió el treinta aniversario de la publicación en España de la primera edición del 'Libro del desasosiego', inédito en prosa de Fernando Pessoa (1888-1935) que había salido a la luz en Portugal en 1982. Hoy en día la obra cumbre de Pessoa ha sido traducida ya a más de 50 idiomas; la primera de las traducciones realizada por el poeta Angel Crespo.
En 'Un día en la (no) vida de Bernardo Soares', que está disponible en librerías desde el pasado 28 de octubre editado por Funambulista, Luis Morales realiza una antología personal y una traducción que conforman en realidad otra obra distinta, una más de la que cada lector podría configurar del 'Libro del desasosiego'.
El autor reconoce haber concebido una obra configurada en un orden tan audaz como original, destinada al lector no iniciado o con prisa, a quién impulsa a "celebrar el Día Mundial del Desasosiego y salir fortalecido de la experiencia" y que, al cabo de sus 158 páginas, ese lector salga dispuesto a "organizar de tal manera nuestra vida que sea para los otros un misterio, que quien mejor nos conozca solo nos desconozca más de cerca que los otros...", apunta Morales.

LEER MÁS

Sueño de una noche de Navidad

Publicidad

Relato inédito de Willkie Collins

La editorial Funambulista publica 'La máscara robada' un cuento de Navidad misterioso, irónico y conmovedor del escritor inglés Wilkie Collins.

Monumento mortuorio dedicado a William Shakespeare
Amartillo mis dedos. Que nadie se asuste; demasiado. Y disparo. El cuento de Navidad lo escribió Wilkie Collins (Ave, Caesar) en 1851 inspirado en una anécdota que le contó un amigo, que sepamos no fue Dickens. La rocambolesca historia de por qué él, Collins, y otros devotos de William Shakespeare (Ave, Caesar, Ave) pueden tener en el santuario del hogar una reproducción del busto original del dramaturgo inglés que reposa en la pared norte de la Iglesia de Stratford-upon-Avon, donde fue bautizado y enterrado. El quién, cuándo, cómo y por qué alguien es capaz de hacer un molde en escayola de la máscara mortuoria de Shakespeare, sin estar loco, y luego comercializarla, sin pretenderlo.
Con esta jugosa, inocua, misteriosa y entrañable experiencia el más entregado de los Wilkie Collins, el más irónico, el padre de la novela policiaca, decidió seguir la senda de su amigo (esta vez sí) Charles Dickens y escribir su propio cuento de Navidad, La máscara robada (Funambulista, 2014).
Hay un prestamista, tras "rejas de latón de su cárcel comercial" pero su protagonismo no es de este cuento. Los nuestros son buenas personas, candorosas, abuelo y nieta, torpes, como Woody Allen, delincuentes… Pero el que más importa de todos, el genial, es el narrador y sus jueguecitos de querer leer descaradamente nuestras intenciones, recursos literarios encantadores e inteligentes. Huelga decirlo. Cuando lees este cuento, ves cine (y aún faltan unos años para que los hermanos Lumière, un 28 de diciembre, proyecten su primera película) y escuchas esa maravillosa voz en off a lo Frank Capra. No es Un gánster para un milagro, no es Qué bello es vivir, pero casi.
El merecido personaje principal, con permiso de Wilkie Colllins, es para Reuben Wray, un actor al estilo de la pareja de soldados figurantes de Ser no ser de Ernst Lubitsch (me temo que es imposible escapar a Shakespeare).
 
Reuben Wray es uno de esos profesionales actores pobres que vive casi todo el tiempo entre cajas, para ver noche tras noche y lateralmente, las intervenciones de los primeros galanes. Esos que encuentran mucho más sentido a las frases que los pagados protagonistas ("si nos pinchan, ¿acaso no sangramos? ¿ Si nos hacen cosquillas, no reímos?") que ahuyentan el frío y el hambre con su fanatismo por Will y sus versos, Biblia y Nostradamus en uno sólo. Ahora, con setenta años, Wray se gana la vida dando clases particulares de oratoria y como consejero de compañías de teatro aficionado. Ahora con setenta años guarda un frágil secreto que puede costarle muy caro...

LEER MÁS

En breve en el catálogo de Editorial Funambulista

Libro ironiza sobre las relaciones entre EEUU y Cuba

Después de haber escrito las novelas, Blame It on Too Much Freedon y Devil's Observations, los libros de no-ficción, Art and Literature in the Spanish Civil War, Maria Pia: Queen and Woman y Jose Guimaraes, el escritor Joao Cerqueira (Portugal, 1964) publica, traducida del portugués al inglés, The Tragedy of Fidel Castro (River Grove Books, 2014).
Esta imaginativa y provocadora novela podría resumirse de la siguiente manera: una guerra entre los Estados Unidos y Cuba, que haría desaparecer a toda la humanidad, está a punto de comenzar. Uno de los personajes, Fátima (nombre ficticio dado en la novela a Lucia dos Santos, uno de los niños que presenciaron la aparición de la Virgen en Portugal), le pide a Dios que interceda en el conflicto. En consecuencia, Dios envía a su hijo a la Tierra para tratar de evitar el cataclismo. ¿Una premisa descabellada? Lo es. En manos de un escritor con menos oficio no habría sido lo que es: una estupenda novela que comienza como una sátira –a medio camino entre la comedia y el thriller político– y termina siendo una obra de profundas reflexiones sobre el bien y el mal que, sin acudir al manifiesto o a la encíclica, aborda con ironía y humor los más graves problemas del mundo actual.
Desde Portugal, Joao Cerqueira contestó las preguntas de el Nuevo Herald.
La premisa argumental de The Tragedy of Fidel Castro no sólo es imaginativa, sino también compleja desde un punto de vista literario. ¿Cómo surgió esa idea?
Surgió durante una de mis tres visitas a Cuba. Quizás también porque crecí viendo a Fidel Castro en la televisión desafiando siempre a Estados Unidos. Por otra parte, me llamaba mucho la atención el hecho de que, aun después del derribo del Muro de Berlín, la desaparición de la Unión Soviética y la conversión de China al capitalismo, Cuba todavía estuviera ahí, resistiendo. Además, gústenos o no, Castro es un personaje interesante para cualquier escritor. Mi intención era crear algo nuevo, una historia que no hubiese sido contada nunca. Es así como se me ocurrió crear una trama en la que los personajes son Fidel Castro, JFK, Hoover, Dios, Jesús, el Diablo y una protagonista llamada Fátima, estableciendo de esta manera un lazo entre la revolución y el milagro de Fátima, ocurrido en Portugal en 1917.
En su libro hay una gran cantidad de hechos históricos. ¿Qué métodos empleó para llevar a cabo su investigación?
Uno de los métodos fue el contacto que establecí con muchos cubanos durante mis viajes a la isla. Fue en La Habana donde me contaron la historia del fusilamiento del general Arnaldo Ochoa. También supe de las protestas contra el régimen durante el Período Especial, y cómo los estudiantes eran llevados durante las vacaciones a trabajar en el campo sin recibir una paga, como si fueran esclavos. Además, leí algunos libros sobre Fidel Castro, como Un encuentro con Fidel, del periodista italiano Gianni Minà, del cual aproveché las propia palabras de Castro defendiendo la revolución y las incluí en una escena donde él escribe sus memorias.
¿Cómo logró balancear la parte histórica con los elementos de ficción que conforman la trama?
Como el libro enlaza la revolución cubana con el milagro de Fátima, algunos críticos lo han calificado como “realismo mágico”. Sin embargo, tanto la revolución cubana como el mismo milagro, son hechos históricos. Existe una relación entre la aparición de la Virgen y Cuba, pues el segundo secreto transmitido a los pastorcitos era el fin del comunismo en el mundo. Yo utilizo el verdadero milagro ocurrido en Fátima, donde miles de personas vieron el sol moverse y lo convierto en ficción cuando el personaje de Fátima asegura ser capaz de producir un eclipse solar para evitar la guerra entre Castro y JFK.

LEER MÁS

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article5314764.html#storylink=cpy