lunes, 17 de septiembre de 2012

El Cultural sobre la presentación de mañana (a las 12h en la librería La Buena Vida) de la novela "Muerte en el Café Gijón", de Ruben Loza

Ruben Loza, Vargas Llosa y un muerto en el Café Gijón

El autor uruguayo presenta su novela Muerte en el café Gijón (Funambulista) en Madrid | El mítico local madrileño, por el que desfilan varios personajes reales, como el Nobel, se convierte en escenario de un crimen

MARTA CABALLERO | Publicado el 17/09/2012

El legendario Café Gijón vive amenazado de muerte. No literalmente, porque sus dueños acaban de salvar su terraza para los próximos 75 años, pero cuentan sus habitantes tradicionales que las tertulias que allí se convocaban han ido emigrando a lugares menos turísticos y que con la ley antitabaco se han esfumado también muchos de los escritores que hicieron del establecimiento del Paseo de Recoletos la zona cero de las letras en Madrid. Protagonista de artículos, libros, pinturas, el viejo local nacido en 1888 ha ido convirtiéndose en otro personaje de la cultura. El último en utilizar su nombre ha sido el uruguayo Ruben Loza Aguerrebere, autor de vasta obra literaria y uno de los más reconocidos en su país, aunque muy poco publicado en España. Ahora el sello Funambulista edita Muerte en el Café Gijón, pequeña pero valiente novela en la técnica que empieza al revés: un escritor muerto sin móvil y un abanico de posibles culpables entre el que el lector tendrá que identificar a los inocentes. "Si es que los hay", matiza desde el hotel donde se aloja en Madrid el autor, que este martes presenta la obra en la librería La buena vida, acompañado del periodista Germán Yanke, que firma posfacio.

Próxima al género detectivesco, sin llegar a serlo, pues su fuerza reside en el tono coral y en el atrevimiento de que cada capítulo se escriba con una técnica diferente, la novela trata de esclarecer qué sucedió en la vida de ese escritor al que le pasó algo inesperado en los baños del local madrileño, aunque también pasea por otras ciudades, como París y Montevideo. "Se pueden inventar las anécdotas pero no las ciudades. Para escribir esta obra acudí a lugares y calles que me gustan", comenta Loza, que también ha elegido personajes reales para poblar su libro. El propio Germán Yanke es uno de los protagonistas, como también lo son Plinio Apuleyo Mendoza, Juan Cruz y su buen amigo Mario Vargas Llosa, otro viejo conocido del Gijón. Precisamente la edición uruguaya de su libro salió a la calle una semana antes de que al peruano le concedieran el Premio Nobel, de manera que la coincidencia de que en este relato el premiado se transformara en un personaje de ficción hizo que la novela trascendiera a un artículo del Chicago Tribune y, de ahí, a muchas otras páginas de periódicos hasta tener una extraordinaria difusión. "Mario, que es muy amigo mío desde hace 40 años, me decía que él había sido muchas cosas, pero nunca un personaje de un libro". 


LEER MÁS

No hay comentarios: