jueves, 1 de diciembre de 2011

‎"Loco por el haiku" en La biblioteca imaginaria




David G. Lanoue es profesor de Literatura e Inglés en la ciudad de Nueva Orleans. Durante los años ochenta visitó Japón, y desde entonces se le considera un experto de la cultura asiática, en especial de su tradición literaria: el haiku. Se puede visitar su trabajo en la web The Haiku of Kobayashi Issa, donde ha reunido hasta el día de hoy más de diez mil haikus comentados. De esa pasión oriental nacieron tres novelas. La primera de ellas “Haiku Guy” salió por primera vez al mercado en el año 2000, y después de su traducción a 5 idiomas, le ha tocado el turno al español. La editorial Funambulista lo lanza al mercado con el título de “Loco por el haiku”, con traducción del uruguayo Carlos Fleitas.

La obra es un experimento literario en toda regla, una auténtica novela haiku. Cada capítulo narra una pequeña parte del significado general, aunque a primera vista parece que no tengan nada que ver.

Tenemos la historia ubicada en el Japón clásico donde un joven campesino autonombrado Dientes Salientes se convierte en el aprendiz del maestro Taza de Té, que nos enseñará las pautas esenciales para construir poesía, aludiendo a la tradición e incluso explicando referencias simbólicas de las lenguas japonesas locales. Otra historia paralela te cuenta las vivencias del propio autor en la Nueva Orleans actual, en la que participa con sus amigos en un club de escritura, convirtiendo la historia de Dientes Salientes en metaliteratura y mucho más. Mezcla los tiempos, los espacios, intercambia de historia a los personajes. Incluso hay capítulos en los que el autor habla directamente al lector, como invitándole a participar, a ser otra parte más que va creándose a medida que pasan las páginas.

Cada pedacito con su título intenta representar la totalidad de un instante, así como lo intenta el propio haiku. Enseña con humor y sorpresa la esencia y el sentimiento de esta micropoesía que, a través de las palabras del profesor Lanoue, parece más cercana y divertida.

Esperemos que la editorial Funambulista nos regale pronto las dos novelas pendientes de este mismo autor.

Raquel Arévalo 



No hay comentarios: