viernes, 23 de noviembre de 2012

El traductor Miguel Sáenz, elegido académico de la Lengua

Editorial Funambulista felicita a Miguel Saénz por su nombramiento en la RAE, un gran acierto por parte de la Academia (siempre hemos abogado por su nombramiento como académico). Miguel Saénz fue miembro del jurado del II Premio de novela Mario Lacruz, y tradujo un libro para nosotros. Estamos seguros de que su aportación a la Academia será de gran interés, vista la amplia trayectoria de Miguel Sáenz, su inmensa cultura y conocimientos y sus virtudes como traductor y escritor



Las traducciones de Miguel Sáenz se hacen con la silla "B "de la RAE

Miguel Sáenz, Premio Nacional de Traducción, especialista en importantes autores en lengua inglesa y alemana como William Faulkner, Günter Grass o Thomas Bernhard, fue elegido ayer académico de la Lengua, en segunda ronda de votaciones, para cubrir la vacante de Eliseo Álvarez Arenas. “Una gran alegría”, señaló Sáenz, para quien la traducción es la gran olvidada en la cadena de la literatura. “Ojalá mi entrada sirva para revalorizar un papel fundamental y sin embargo tan poco reconocido”.
La candidatura de Sáenz (Larache, Marruecos, 1932), que fue traductor de las Naciones Unidas en sus sedes de Nueva York y Viena, había sido presentada por los académicos Luis Goytisolo, Pedro Álvarez de Miranda y Margarita Salas, y se impuso a la del también traductor Antonio Pau. “Para mí es muy importante comprobar el respeto y el apoyo de tanta gente que admiro”, explicaba anoche este nuevo guardián de la lengua cuya actividad como traductor literario comenzó en 1976 con Carta breve para un largo adiós, de Peter Handke. Posteriormente tradujo la casi totalidad de la obra de Thomas Bernhard y el teatro íntegro de Bertolt Brecht. “Ser académico es un honor muy grande pero también es un puesto de trabajo y yo estoy dispuesto a trabajar”, aseguró ayer.
Especialista de la obra de autores de la talla de Goethe, Kafka, Alfred Döblin, Henry Roth, Christa Wolf, Joseph Roth, Salman Rushdie, W. G. Sebald, Michael Ende o Joseph Conrad, Saénz ha sido distinguido también con la Medalla Goethe, la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania y el Premio Nacional de Traducción de Austria. Pero, además, fue teniente auditor jurídico del Cuerpo Jurídico del Ejército del Aire y general auditor del Cuerpo Jurídico de la Defensa. “Creo que es la primera vez que alguien relacionado con la aviación entra en la academia y confío en que sean muy interesantes mis conocimientos de derecho aéreo”. En este mismo sentido se pronunció Darío Villanueva, secretario general de la RAE: “Es el primer representante del Ejército del Aire que entra en la Real Academia Española”. Para Villanueva, el nuevo académico será “muy útil porque conoce varias lenguas y tiene el talento de la escritura. Es políglota y en la Academia el trabajo del día a día se hace también teniendo en cuenta los diccionarios de otros idiomas”.
Tras una trayectoria en el ámbito jurídico entró en el cuerpo de traductores de la ONU
“Soy miembro de la Academia Alemana y espero que ese vínculo también ayude a un acercamiento entre ambas”, explica Saénz. “Espero, como homenaje a mis colegas de Naciones Unidas, estudiar un campo que me interesa mucho: el español hablado en los diferentes países hispanoamericanos”. Sobre su discurso de ingreso, el traductor se comprometió a ser lo más rápido posible: “Tengo que hacerlo antes de dos años. Pero espero tenerlo listo pronto para así poder ser miembro en pleno derecho”. (Elsa Fernández-Santos, El País, 23/11/2012)

No hay comentarios: