jueves, 22 de noviembre de 2012

"Alehop" en abrirunlibro.com


José Antonio Fortuny nació en Mahón (Menorca) en el año 1972. Fue un niño de carácter alegre, recuerda con cariño jugar con sus amigos en la playa o en el patio de su abuela. Su vida se vio desde muy pronto condicionada por una grave enfermedad neuromuscular que progresivamente ha ido paralizando todo su cuerpo, pero que no le ha privado de su capacidad para comunicar ni de una visión especial de la existencia.
La lectura se convirtió en su compañera para tratar de comprender el mundo, en un arma para enfrentarse a la soledad. Escribe a diario como un ejercicio para mantenerse mentalmente en forma.
Sus reflexiones, su odisea vital, han quedado reflejadas en su primer libro que causaría impacto y tendría una buena acogida: Diálogos con Áxel (La Tempestad, 2003), y que fue publicado por Círculo de Lectores en 2006.
Amante de los retos, ha escrito ahora esta novela, en la que ha estado inmerso los últimos cinco años. Le apasiona el mar, disfrutar de una buena conversación, pringarse con un helado de chocolate.
‘A mí el lector me aporta una motivación para seguir viviendo; yo en cambio procuro hacerle pasar un buen rato y, si es posible, que esboce una sonrisa. Me parece un trato justo’.
De esta novela, otra grande como Rosa Montero ha dicho: ‘Una farsa negrísima, angustiosamente divertida, ingeniosa, inteligente y muy actual’.
Sinopsis:
Un misterioso circo llega a un pueblo remoto. Mientras la población se queda hipnotizada por el espectáculo tan vanguardista que se despliega ante ella, una pareja de ancianos trata de solucionar lo que es, a todas luces, un insignificante problema doméstico. Sin pretenderlo, se verán involucrados en una aventura trepidante, en una compleja trama —en la que el circo y su sibilino mánager tendrán su papel— que les llevará hasta límites insospechados.
Alehop es una original comedia negra que, bajo una apariencia de historia desenfadada, hace aflorar con sutil maestría temas universales como el abuso de poder, la confrontación ideológica, la manipulación de las masas… 
Tras su libro testimonio, Diálogos con Áxel, José Antonio Fortuny firma ahora una parábola sobre el desamparo de los más vulnerables en una sociedad hedonista y, para mucha gente, directamente hostil. 
‘El anciano era una persona tranquila. No era ni guapo ni feo, ni alto ni bajo. Era uno de esos seres que, si de repente se marchaba de un grupo, costaba llegar a darse cuenta de su ausencia; y cuyas pisadas, al franquear un umbral doméstico en un día lluvioso, apenas dejaban huella…’
Reseña:
La situación que nos describe José Antonio Fortuny en Alehop podría parecer una situación alegórica, pero… ¿Lo es? Pensadlo vosotros mismos: Una pareja de ancianos, ella en silla de ruedas, ante el repentino dolor de espalda del esposo que le imposibilitará levantarla de la cama y cuidarla como venía haciendo a diario, éste, se verá en la necesidad de solicitar ayuda a los servicios sociales para realizar lo que él llevaba tiempo haciendo: levantarla de la cama, asearla, sacarla a pasear al jardín de la casa en la silla de ruedas y volverla a acostar. En resumen, una vida digna.
Debido a los ineptos dirigentes de la población donde viven, desde el alcalde, a la oposición o a la estúpida burocracia a la que se ven sometidos los funcionarios del ayuntamiento del pueblo,  la pareja se encuentra desprotegida al ofrecerle los servicios sociales tan sólo unos días de ayuda a la semana: el resto de días, la anciana deberá permanecer postrada en la cama gracias a que los informes sobre la situación de este matrimonio es considerada como ‘un simple problema doméstico’. 
A partir de aquí, y con una trama totalmente delirante sobre las aventuras de este pobre matrimonio confundido y desbordado por los acontecimientos, la novela se convierte en una comedia de humor negro y ácido.  Sin llegar a conocer nunca el nombre de los ancianos (aunque son nombrados por el resto del pueblo, del que tampoco sabremos el nombre, como ‘carcamales’, ‘vejestorios’….), la novela abunda en la corrupción actual de nuestros dirigentes, y el desvío de recursos económicos hacia otras funciones. En resumen, el famoso ‘Panem et circenses’ (pan y circo)  al que nos vemos sometidos en la actualidad: donde es más divertido mirar el circo que nos han montado para nuestro deleite popular y comer cada día sin preocuparnos de lo que nos rodea.
Novela agridulce escrita con una prosa sencilla y como si realmente su autor no quisiera mandarnos ningún mensaje ya que, esta novela en sí, es una crónica de la situación actual que padecemos.

No hay comentarios: