viernes, 20 de julio de 2012

"La piscina", de Yoko Ogawa en Libros que hay que leer


Dicen que no hay dos sin tres, ¿verdad? Pues aquí tenéis la tercera reseña que publico este año de un libro de Yoko Ogawa. Una autora japonesa que descubrí en los blogs y me llamó la atención. Mi primera experiencia con ella, “La residencia de estudiantes” fue un tanto agridulce porque me gustó muchísimo el estilo de la autora pero no me convenció cómo terminaba la historia. Mi segunda experiencia fue con  “La fórmula preferida del profesor” que, ésa sí, me encantó pues, además del mismo estilo literario, la historia me llegó más. Así que cuando vi que se había publicado nueva novela suya, no dudé en hacerme con ella. Os adelanto que me ha gustado más que la primera y menos que la segunda…


Argumento

Aya es la única niña con padres en un hogar de niños huérfanos. Y es que es la hija de los directores del Hogar Hikari, una residencia para niños sin padres. Aya es una adolescente que, como la mayoría a su edad, se siente incomprendida, sola y triste.

Su único placer, más bien diría obsesión, es acudir todas las tardes, después de las clases, a la piscina a ver cómo entrena Jun, un chico del orfanato.

Impresiones

“La piscina” es una novelita corta –o un relato largo- pues tiene 101 páginas. Con una letra más bien grande, es una novela para leer de tirón (como así he hecho). Además de sus pocas páginas, la bonita prosa de Yoko Ogawa invita a hacerlo así.

Lo mejor de la novela, es sin duda, el estilo de la escritora. Como ya os comentaba en las dos reseñas anteriores, la prosa de esta escritora nipona es sencilla, intimista, un tanto poética. Escribe bien, con una prosa bella y pausada, descriptiva e intimista pero, al mismo tiempo, de lectura asombrosamente fácil. Una se sumerge en sus páginas y no puede parar de leer hasta terminar la novela. Me ha parecido una novela elegante, delicada, escrita con una prosa bonita y amena, sutil, cercana y lejana al mismo tiempo. Leerla es realmente un placer y, por ello, creo que todos los que amamos la lectura deberíamos darle una oportunidad. Ahora bien, me pregunto cuál de sus novelas es mejor para un primer acercamiento. Sin duda “La fórmula preferida del profesor” es la más apta para los gustos occidentales; la más “normal”: con un principio, un desarrollo y un final cerrado. Muy fácil de entender, sin dobles sentidos, sin metáforas raras, sin que te quedes con la sensación de haberte perdido algo o no haber entendido nada. Pero quizás no sea la más representativa de su obra. Quizás “La piscina” o “La residencia de estudiantes” sean más Yoko Ogawa…, tengo mis dudas la verdad. Leídas tres de sus obras y unas cuantas reseñas sobre otras (por ejemplo, jamás se me ocurriría leer “El embarazo de mi hermana” porque ya sé que su visión del embarazo no coincide en nada con la mía y, muy probablemente, acabaría odiándola como persona y eso afectaría a mi relación con ella como lectora/escritora…) me parece que sus novelas suelen tender a tener ese final un tanto abierto, raro, diferente, que nos hace pensar y quedarnos con la boca abierta, pero no de la sorpresa sino de la estupefacción porque todo se resuelva de una manera tan poco resuelta… Así que, quizás, os recomendaría que empezarais con “La fórmula preferida del profesor”, en la seguridad de que os gustaría, pero con “La piscina” si realmente queréis saber qué y cómo escribe la autora japonesa más vendida. Además, como os digo, éste es un librito muy corto así que no perderíais más que un par de horas si finalmente no os convence.

LEER MÁS

No hay comentarios: