lunes, 13 de febrero de 2012

CARTAS DE AMOR, de Mark Twain en el foro cultural Troa




Reseña: Conjunto de cartas, inéditas hasta ahora en castellano, del autor a su esposa, Livy, en un periodo de tiempo que comprende desde 1868 hasta su fallecimiento. Las cartas se enmarcan en un amplio contexto geográfico: Inglaterra, varios países de Europa y Estados Unidos. En ellas Twain relata multitud de detalles anecdóticos, preocupaciones económicas, experiencias profesionales (conferencias, publicaciones), lecturas y viajes, el dolor ante la muerte de una de sus hijas y ante todo una declaración de amor ininterrumpida. Varias cartas son simplemente breves fragmentos y algunas van dirigidas a otras personas, especialmente miembros de la familia.
El autor ofrece un compendio de género epistolar en el que predomina la estética romántica, con un tono de marcado sentimiento con el que desea ser merecedor del cariño de su esposa y manifestarle de mil modos su cariño. Se observa cierta idealización del amor, junto con un sentido solidario y entrañable de la vida, todo salpicado de apuntes humorísticos. Con el estilo cálido y expresivo de Twain, el libro muy bien traducido, ofrece un testimonio de su faceta sentimental, en cierta manera como un retrato autobiográfico del autor, así como una descripción costumbrista de la época.
El autor: Mark Twain, seudónimo de Samuel Langhorne Clemens, nació el 30 de noviembre de 1835 en Florida (Missouri). En 1851 publicó notas en el periódico de su hermano, el Hannibal Journal. Fue piloto de un barco de vapor por el río Mississippi. En 1861, se alistó en el ejército Confederado. Fue periodista en el Territorial Enterprise de Virginia City y, en 1863, empezó a firmar sus artículos con el seudónimo Mark Twain, una expresión utilizada en el río Mississippi que significa dos brazas de profundidad (el calado mínimo necesario para la buena navegación). En 1865 escribe la historia que escuchó en las minas de oro de California: «La célebre rana saltarina del condado de las Calaveras», y logró una enorme fama en todo el país. En 1870 contrajo matrimonio con Olivia Langdon y se estableció en Hartford (Connecticut). Escribe Tom Sawyer (1876), que describe la infancia en un pueblo a orillas del Mississippi, El Príncipe y el Mendigo (1882), Un yanqui en la corte del Rey Arturo (1889), Las aventuras de Huckelberry Finn (1884), considerada la obra maestra de Twain.

LEER EN TROA.ES

No hay comentarios: