lunes, 29 de octubre de 2018

Entrevista a Francisco Sosa Wagner en El Mundo

Donaires, trapacerías y prebendas en los claustros... ¿Cuánto de real hay en su novela?
Las situaciones que aparecen son episodios de la vida diaria universitaria. Soy muy crítico con la situación actual, sobre todo, con el gobierno de la Universidad, que está diseñado con los pies. Esto de que los rectores sean elegidos por un colectivo que queda perfectamente controlado por quienes ostentan el poder... Echo en falta, por ejemplo, que exista un cuerpo de funcionarios técnicos que se encargue de su dirección, puesto que la Universidad es una empresa muy compleja. Ahora tenemos un gobierno de aficionados, eso sí, con muy buena intención.
¿El mito de la autonomía universitaria?
Lo importante para el universitario es mantener la libertad de ciencia, de investigación, de cátedra, de expresión... En un país democrático y en un Estado de derecho estas libertades deben estar garantizadas. Pero los ciudadanos no exigen que eso se haga en el contexto de una organización autónoma, que depende del dinero público y que ha devenido en una organización burocratizada, en la que se reparten prebendas. 
 
LEER MÁS

No hay comentarios: