lunes, 2 de septiembre de 2013

"Amores al margen", de Yoko Ogawa, en el blog Mis lecturas y demás escritos

AMORES AL MARGEN







Os voy a hablar de lo que me ha parecido la lectura de esta novela.

No había leído nada de esta autora anteriormente, esta es la primera obra suya que leo, y lo cierto es que me ha gustado, por su manera de narrar.

Os contaré un poco el argumento.

La protagonista de esta historia es una joven de veintitrés años que un día se despierta aquejada de unos extraños ruidos o zumbidos, sumamente molestos y que le impiden oír el resto de sonidos normalmente y cualquier pequeño ruido le resuena de una manera espantosa.
Y que casualmente coinciden a la mañana siguiente del abandono de su marido, quien días despues le pide el divorcio.

Ella cude a la clínica F, para tratar de arreglar el problema  de sus oídos, y es ingresada.

A su salida, en un hotel cercano, se reune con otras dos personas más (aquejadas como ella de problemas auditivos)  para hacer una mesa redonda y hablar de sus síntomas y conclusiones.

El resultado de dicha reunión saldrá en una revista médica.

Es ahí donde conoce al estenógrafo, un joven llamado Y, que es el que se ocupa de transcribir lo que hablan mediante la taquigrafía,

Desde el primer momento, ella se fija en sus dedos, como transcriben, y queda fascinada por ellos.

Ambos tendrán más encuentros, donde ella hablará de sus recuerdos y él los transcribirá en un blog.

Bien, este es el argumento principal de la novela.

En principio puede parecer aburrido por su simpleza, pero es esa misma simpleza lo que lo hace atrayente en mi opinión.

En la novela no ocurren grandes sucesos, la acción es lenta, pausada.

Sólo intervienen tres personajes protagonistas, la joven aquejada del problema de oídos (y de la cual no sabemos su nombre),  el estenógrafo llamado Y, y un sobrino de ella llamado Hiro.

Entre estos tres personajes transcurre la novela.

Y. e Hiro acuden a visitarla, celebran su cumpleaños y contemplan una gran nevada.

Quien cuenta todo es la joven, y en su narración vemos todo un universo de cotidianeidad y de pequeñas cosas.

Es un universo donde la joven al conocer a Y, aprecia unos zumbidos diferentes, se asemejan como a los de un violín y no le molestan. Es más, se acostumbra a ellos.

Los zumbidos se llenan de aromas y de palabras que contienen esencias.

Son las esencias de los recuerdos, no quiero desgranar más cosas de esta novela, porque lo ideal es ir leyéndola despacio. 
 

No hay comentarios: