viernes, 3 de mayo de 2013

Eduardo Gallarza presenta la reedición de su obra "El Soviet de los vagos" (todoliteratura.es)







Eduardo Gallarza escoge un marco inigualable para reunirse con sus familiares, amigos y medios de comunicación para festejar la reedición de su novela El Soviet de los vagos, un libro que vio la luz hace 14 años. El acto se desarrolló en The International Institute, que se dedica al intercambio cultural entre España y Estados Unidos. La novela ha vuelto a ser publicada por la Editorial Funambulista.

Pilar Piñón, amiga de Eduardo desde la facultad y directora ejecutiva de la casa, dio la bienvenida al autor y no dejó de tener un emotivo recuerdo y bellas palabras para José Luís Sampedro, economista y escritor al que Gallardo considera un maestro, dada la coincidencia de la fecha 9 de Abril, con el fallecimiento esa misma mañana del que fuera miembro de la junta directiva en las últimas décadas del Instituto, casa que por otro lado celebra este año el 120 aniversario de su fundación y los 100 años de ocupación de esta sede de la calle Miguel Ángel en Madrid.
La Editorial Funambulista, creada por Max Lacruz Bassols y representada por Conchi Cuesta, nos dice que, aunque la faceta menos conocida de este economista de profesión que es Eduardo Gallarza, sea la de poeta francófono y como tal haya escrito su primera obra, aceptan desde el primer momento el reto de reeditar El Soviet de los vagos, puesto que cada vez que se lee, se le encuentran matices tan diferentes que siempre emerge como una primera edición.
Javier Azpeitia, escritor y filólogo, dedicado en la actualidad también al mundo editorial, comenta que "El autor domina la técnica novelística con diálogos acertados, sobrios, técnicos y no de un exceso de acción". Descubrimos que el autor ha añadido comentarios que no estaban en la primera edición y para Azpeitia la novela es como un laberinto de 500 páginas, y no porque nos vayamos a perder, sino por la capacidad que tiene el escritor de jugar al despiste y de saber distanciarnos de lo que es el centro escondido de la novela. Dice: "este grupo de amigos que forman el núcleo protagonista y que con el tiempo se dispersan, trae a nuestro recuerdo alguna historia que, en cualquier momento, hemos podido vivir cada uno de nosotros."
"No es una novela negra, sino una novela iniciática, aunque tenga el aspecto de negra", puntualiza el escritor. Se "legaliza" durante el coloquio la calificación última y final que se le puede dar a la obra: La elipsis. Se refiere toda la presentación al nuevo descubrimiento que se ha hecho sobre Eduardo Gallarza y que él mismo certifica: "es un mago de la elipsis; las virtudes de su texto están en lo que no cuenta; la importancia de las cosas sobre las que no se habla..."
Se permite Eduardo Gallarza jugar con maestría en el primer capítulo del libro, donde aparece un personaje torpe, como él dice: "de esos que se llevan de inmediato el corazón del lector" al cual no volvemos a ver hasta 300 páginas después. Esta argucia literaria, aquí es virtud, y coger este hilo es pillar la trama de la novela.
"La elipsis de la novela es la ausencia de pruebas, que confluyen al final en el protagonista", matiza. Y con este dicho de "vales más por lo que callas", se desenvuelven dos de los protagonistas; uno es un periodista chantajista, el otro esa mujer que le dice "tú vives de las cartas que no escribes, de los artículos que no envías"

LEER MÁS

No hay comentarios: