viernes, 11 de mayo de 2012

El Placer de la Lectura: La leyenda de una casa solariega - Selma Lagerlöf


Elda García-Posada, traductora de esta edición, se pregunta en el postfacio “¿Cuántos habremos sido los que nos enteramos por primera vez de que existía un lugar llamado Suecia cuando de niños leímos Nils Holgersson?” Supongo que una multitud de lectores entre los que me incluyo. El volumen de “El maravilloso viaje de Nils Holgersson” figuraba en numerosas colecciones de clásicos juveniles y en una de ellas disfruté de las aventuras de aquel niño a lomos de un ganso. Quizás sea una de las obras más conocidas de esta escritora sueca, escrita como encargo para que los niños de aquel país aprendiesen su geografía, que acabó traspasando fronteras. Pero lo cierto es que la primera mujer Premio Nóbel de literatura atesora muchos más méritos literarios, sin perjuicio de su faceta de escritora de cuentos.

“La leyenda de una casa solariega” es uno de ellos, muy interesante por su argumento pero también por los paralelismos con su vida. Se trata de una narración sencilla, que al principio da la sensación de que encadena sucesivos cuentos a partir de personajes secundarios del anterior, pero que en realidad va tejiendo una historia coral que sin embargo tiene dos claros protagonistas: Gunnar Hede, el joven violinista hechizado y convertido en un loco e Ingrid, huérfana acogida por una familia de artistas ambulantes que une su destino al del loco violinista. Como nos explica la traductora en el citado postfacio, ambos personajes son alter egos de la autora, e incluso la casa solariega, eje central de la historia, representa sin duda la casa familiar de Lagerlöf, fundamental en su vida.

No hay comentarios: