jueves, 13 de enero de 2011

Reseña de "Gaudí, la novela de una vida" en el Placer de la lectura


Mario Lacruz ha sido uno de los editores más grandes que ha dado este país, capaz de vislumbrar el talento, la chispa y la verdadera literatura en medio del maremagno de los pretenciosos originales susceptibles de publicarse. Sus cerca de cinco mil libros editados hablan por sí mismos de su perspicacia y sagacidad a la hora de decidir publicar u olvidar una obra. Como escritor tampoco era manco, sus tres novelas editadas -recopiladas por Funambulista en la Trilogía de la culpa- nos presentan una prosa limpia, definida y en absoluto influenciada por las modas literarias o políticas del país. La sorpresa del metro y medio de novelas, guiones, memorias y apuntes que dejó en un armario tras su pronto fallecimiento hicieron vanos sus comentarios acerca del abandono de la escritura en pro de su familia, la cual ni siquiera sabe de dónde sacó tiempo para redactarlos. De ese tesorito poco a poco se escapa, se hace pública alguna obra como está que reseñamos hoy. LEER MÁS

No hay comentarios: