martes, 25 de enero de 2011

GOETZ Y MEYER (O MEYER Y GOETZ) (artículo en el blog de la Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid)


Si hace unos cuantos meses me hubieran preguntado por el nombre del algún escritor serbio, me temo que hubiera recurrido a una sonrisa para ocultar tras ella mi ignorancia. Antes de iniciar este comentario lo consulté en la wikipedia; en la inglesa, que siempre viene más. Buscaba nombres que me sonaran. Enseguida encontré uno familiar: Ivo Andriæ, el premio Nobel de Literatura. El caso es que Andriæ era un croata nacido en Bosnia y ahora se lo disputan como parte de su patrimonio cultural tanto serbios como croatas. ¡Vaya! No me desanimé y continué mi búsqueda. No tardé en dar con otro nombre conocido: Danilo Kiš. Esta vez descubrí que el padre de Kiš era húngaro y su madre de Montenegro. Los demás nombres que me resultaban familiares sospecho que era por su parecido con el de algún deportista de élite.

¡No hay nada como asomarse a las páginas de la wikipedia para percibir lo cuestionable de las afiliaciones nacionales! Sobre todo, cuando la adscripción de la nacionalidad ha de hacerse retroactivamente, decidiendo, por ejemplo, quién era ucraniano o más bien bielorruso, en un momento en el que ninguno de estos dos países existía. En la wikipedia intentan, obviamente, dar gusto a todos, y como venturosamente aquí no se trata de repartir la tierra, clasifican con frecuencia un mismo nombre en diversas categorías nacionales. No me parece mal: ¿por qué conformarse con una patria chica si se pueden tener varias?

El nombre de David Albahari lo desconocía hasta que di con el libro que hoy voy a recomendar. Aunque de origen judío y residente en Canadá desde la última guerra de los Balcanes -en la que intentaron repartir nacionalidades y tierras de un modo mucho más excluyente y cruento que en la wikipedia- David Albahari se considera serbio. Él mismo y sin discusión (¡menos mal!). Después de leer Goetz y Meyer (publicado por la interesante Editorial Funambulista), averigüé que otro libro de Albahari había sido traducido con anterioridad al castellano, El anzuelo (publicado en 1999 por Debate y hoy inencontrable a no ser en Iberlibro).

Goetz y Meyer (o Meyer y Goetz) es una novela corta que se lee de un tirón y, en apariencia, está también escrita de un tirón: un monólogo interior en un párrafo único. En apariencia, se trata de un relato autobiográfico, pero basta con que echemos las cuentas a la edad del autor para advertir que, a pesar de las coincidencias, no es así. El protagonista, cuyo nombre ignoramos, es un profesor de literatura servio de origen judío que, al intentar reconstruir su historia familiar, tropieza con Goetz y Meyer (o Meyer y Goetz). LEER MÁS

No hay comentarios: