martes, 15 de noviembre de 2016

Se llama usted Michelle Martin, de Nicole Malinconi, en el blog Rustis y Mustis

"Se llama usted Michelle Martin. Se halla detenida en la cárcel de Namur, Bélgica, desde 1996. Está condenada a una pena de treinta años de reclusión criminal." Así es como comienza este libro Nicole Malinconi. Os preguntaréis quién es Michelle Martin. Pues bien, en 1996 Michelle era la esposa y cómplice de Marc Dutroux, el pederasta y asesino belga al que detuvieron porque tenía a dos niñas recluidas en un sótano, a las que sometía a violaciones y torturas. Posteriormente se descubrió que había matado a varias niñas más, y a dos de ellas las había dejado morir de hambre. Se dice que el "caso Dutroux" fue el que más impresionó y movió a la población belga después de la II Guerra Mundial.

Fue la propia Michelle Martin la que contactó con la escritora Nicole Malinconi. Quería encontrar a alguien que escribiera un libro sobre ella, y Nicole le pareció la mejor opción. A partir de entonces, las dos mujeres tuvieron varios encuentros en la cárcel, aunque cada una con sus propias ideas sobre cómo enfocar el libro. Michelle tenía en mente que Nicole escribiera sobre cómo era su vida y la de otras reclusas en la cárcel, y también sobre su dura infancia con una madre dominante que no la dejaba disfrutar de su propia vida. En el caso de Nicole, lo que le interesaba era comprender por qué Michelle llegó al punto de ser cómplice de algo así, y cómo una persona a priori normal pudo llegar a aceptar y esconder actos delictivos de ese calibre. Y lo más fuerte de todo: fue ella, mientras Dutroux cumplía una condena, quien dejó morir a dos de las niñas al no llevarles comida durante un período de tiempo muy largo.


Nicole Malinconi
Nos encontramos ante un libro muy duro. Nicole Malinconi no opta por el camino fácil de impactarnos con detalles escabrosos sobre el caso. Tampoco Michelle Martin cuenta demasiado, porque no le interesa sacar a relucir lo sucedido en esos años. La información que nos da la escritora son datos generales, no ahonda en lo que se hizo a las niñas, pero es precisamente porque nosotros nos imaginamos el sufrimiento que padecieron por lo que se nos hace más dura la lectura. En todo momento Michelle elude hablar del caso en sí, e intenta poner el foco en la dura infancia y adolescencia que vivió, y en que nunca pudo disfrutar de una vida libre, al pasar de la dominación de su madre a la de Dutroux. Nicole, a pesar de esto, se hace preguntas sobre por qué aguantó tanto, por qué colaboró con el pederasta y cómo una persona normal puede llegar a ser tan inhumana.

LEER MÁS

No hay comentarios: