viernes, 29 de noviembre de 2013

"La dulce", de Dostoievski, en la Revista Sonograma


  La dulceEn noviembre de 1876, Fiódor Dostoievski, que ya era un maestro en el lenguaje de la psicología de la soledad, publicaba, convertido en revista, el Diario de un escritor; una publicación que trataba temas políticos, literarios y, en alguna edición, introducía algún relato. Data de esta época la novela La dulce, un «relato fantástico» como dice su autor en la nota introductoria.
El sentido de culpa queda reflejado sólo al empezar. Pide perdón a los lectores por publicar este relato en lugar del Diario en su forma habitual.
Dostoievski conocía a fondo las inmensas lagunas que ahogan el corazón humano. El lastimoso personaje, sin nombre, que intenta aclarar sus ideas, ordenarlas, ante el cadáver de su esposa relata, a modo de monólogo, su desgraciada vida matrimonial, sin ninguna brizna de felicidad. Muestra, con un goce exhibicionista, su patética forma de amar a su esposa.
Todo el relato parece ser la justificación, ante sí mismo ante el hipotético lector, de su forma de ser. Este usurero y avaricioso, prestamista de profesión, que critica a la juventud que menosprecia el dinero, se casa con una joven desesperada (y agresiva) que vive bajo la tiranía de sus dos tías. Son dos almas que se encuentran en una pura inanición de sentimientos sanos y generosos. Como buen prestamista que es, trata el matrimonio como una transacción comercial y los conflictos empiezan cuando la dulce (la mansa) esposa decide romper el pacto de convivencia, flirteando con un antiguo compañero de regimiento de su marido. Tanto él como ella, viven la vida cotidiana en una permanente ambigüedad donde los sentimientos suscitan atracción y repulsión en una absoluta desarmonía.

LEER MÁS

No hay comentarios: