martes, 10 de enero de 2012

Reseña de Cristina Alamar sobre "La excluida" de Luigi Pirandello en melibro.com

Merece la pena resaltar la labor de traducción de Gian Luca Luisi y el excelente análisis que realiza en su  completísimo postfacio.
En esta edición del 2011, la editorial Funambulista ha tenido la originalidad de incluir los apéndices donde se rescata    la carta dedicatoria a  Luigi Capuana  escrita por Pirandello en diciembre de 1907  y tres pasajes  que el autor eliminó de la edición definitiva, el íncipit ( Sidora),  y los capítulos ( Irma y Madden), que corresponderia al seis, y  ( Blandino y Alvignani) que corresponderia  al siete de la primera parte.
Esta fue la primera obra del escritor y premio nobel en 1934 por su obra ” Uno, ninguno y cien mil”.  Considerado como el más importante autor teatral de la italia del periodo de entreguerras. Los protagonistas de sus obras suelen pretenecer a la clase media-baja, representa el mundo de la burguesia  y su existencia gris,  valiéndose del humor y de la dialéctica  cuestiona los sistemas políticos, morales y religiosos establecidos,  poniendo el acento en el mundo interior, en los dolores y angustias de los individuos.
En ” La excluida” se nota la influencia de  su maestro Luigi Capuana,  quien fuera gran  admirador de Emile Zola y teórico del movimiento verista italiano formado por un grupo de escritores, principalmente narradores y comediógrafos, que constituyeron una verdadera y propia escuela fundada sobre principios precisos,   personajes, situaciones y emociones reales. Se caracteriza por sus tramas sórdidas y violentas, pero Pirandelo en mi opinión lo supera y va más allá, no en vano algunos autores afirman  que preparó el camino al pesimimismo existencialista de Anouilh y Sartre, así como a las comedias absurdas de Ionesco y Beckett.

La obra puede entenderse doblemente excluida, por un lado como nos explica Gian Luca Luisi, la novela  empezó  a publicarse en un primer momento por entregas en  1901,  en los apéndices del periódico “La tribuna de Roma”, pero no era una novela concebida  para ser leida por fascículos como como le confiesa en su carta a  Luigi Capuana:Por largo tiempo mi Excluida se vió obligada a quedarse tal y como sugiere su nombre , excluida de las editoriales y del público.”  Y tuvieron que pasar casi diez años para que pudiera publicarse la novela acabada.

El autor en un pricipio pensó  en titularla como acostumbraban a titular las obras los autores veristas, con el nombre de su protagonista, en este caso Marta Ajala, pero optó por titularla atendiendo a su estado de enajenación, a su condición.
Si esta novela hubiera estado escrita por una mujer no faltaria quien erróneamente la juzgara como feminista, pero esto sería caer en el prejuicio, haciendo una valoración de la misma limitada y superficial.  Como dice en su carta a  Luigi CapuanaAquí todas las voluntades están excluidas, aunque los personajes tengan la ilusión absoluta de que ellos actúan según su propia voluntad; y entre tanto una odiosa ley los conduce y los arrasta.”   Aquí es donde radica su  nihilismo desesperado y es que en sus historias plasma su filosofía. El hombre no puede comunicarse con sus semejantes, porque   mentirse a sí mismo viviendo conscientemente sólo la superficie de nuestro ser psíquico, es un defecto del mentir social.
LEER MÁS

No hay comentarios: