viernes, 17 de junio de 2011

"Amarga luz" en El placer de la lectura


En el prólogo de la obra, Marga Clark nos advierte de que Amarga Luz es una obra de ficción, la versión novelizada de unos hechos reales que la autora utiliza como fuente de inspiración. Su objetivo no era escribir una biografía sobre Marga Gil Roësset, (1908-1932), tía de la autora, sino una novela en la que nos intenta contar su verdad, tal y cómo ella lo recuerda o como cree que lo vivió cuando era una niña-adolescente.
De hecho, mientras leía el libro no podía evitar el evocar films de Víctor Erice como El Espíritu de la Colmena o El Sur (inspirada en la novela de Adelaida García Morales), o la literatura de Ana María Matute (Paraíso recobrado);

es decir obras ambientadas en la posguerra española, protagonizadas por una niña-adolescente que se enfrenta al secretismo de su familia y para ello, intenta escarbar en el pasado para desvelar los misterios que se callan o sobre aquellas parientes o antepasados sobre los que nunca quieren hablar. De hecho, en Amarga Luz la protagonista estelar de la trama no es Marga Gil Roësset – la narración de su trágico final ocupa tan sólo los últimos capítulos de la novela – sino su sobrina (Marga Clark, autora del libro), que intenta descubrir quién era en realidad su tía; esa joven y prometedora escultora y dibujante de la que evitan hablar en su casa, y descubrir además las razones que la llevaron a suicidarse tan joven y con una prometedora carrera artística en ciernes.
Y en su búsqueda de la verdad, irá descubriendo como la biografía de muchos de sus parientes y antepasados estuvo marcada también por la muerte y la tragedia; los puntos de contacto en cuánto a carácter y personalidad con su tía; y lo más importante: el amor obsesivo que ésta sintió por Juan Ramón Jiménez, sentimiento no correspondido por el célebre poeta. Por un lado, la escultora intuye que es absolutamente imposible que éste se enamore de ella y por otro la amistad que sentía por Zenobia, la mujer del poeta, la llevaron a un conflicto ético y emocional que sólo pudo resolver con la muerte.
LEER MÁS

No hay comentarios: