Correspondencia Chejov/Gorki: una amistad muy teatral (culturamas)

Soy un autodidacta, tengo treinta años. No creo que pueda mejorar lo que hago, ni siquiera que pueda mantenerme en el nivel al que he llegado. No es muy alto, pero es suficiente para mí. Por lo demás, soy un personaje poco interesante. Pero usted es diferente. Nos sobrecoge la capacidad de su genio. (M. Gorki).

… El oficio literario es de por sí agotador. Entre fracasos y decepciones, el tiempo pasa deprisa, no percibimos el tiempo presente, y el pasado, el tiempo en el que era tan libre, me resulta ya ajeno, como de otro. (A. Chejov).
Al irlandés Brian Friel (1929-2015) esta correspondencia entre dos colosos en el arte narrativo y teatral, le vendría de maravilla para crear una obra que desarrollara ese encuentro sobre un escenario. Friel se ocupó mucho de reelaborar cuentos y piezas teatrales de Chéjov, mas al descubrir estos diálogos con un oponente ideológico tan fuerte, al tiempo que disfrutaría con la revelación de hombres cargados de transparentes contradicciones, descubriría dos personajes de una vitalidad desbordante, ideales para protagonizar una función que recorrería mundo.
Hoy en día sólo Chejov está siendo representado constantemente por las más diversas Compañías, en versiones generalmente muy libres, según talentos o meros caprichos de los directores que se empeñan en destacar su opinión y su estética, antes que la del genial dramaturgo, pero en Rusia se le sigue admirando con suficiente talento para representarle haciendo honor a su innovadora forma de representar, irónica y poética, sin necesidad de salir en busca de versiones supuestamente rompedoras. Aunque también las aceptan, respetuosos con formas nuevas de consolidada riqueza artística, como sucedió cuando coprodujeron la extraordinaria visión de Finzi Pasca y su teatro circo en Donka, una carta a Chejov, mientras que productores nativos montan completas sus obras, como por ejemplo Las tres hermanas de tres horas de duración respetando la época original, algo de extraordinario interés que tuvimos ocasión de ver en Madrid en el Valle Inclán, gracias al Centro Dramático Nacional de 2012 [producción y reparto rusos con dirección del británico Declan Donnellan).

LEER MÁS

Comentarios

Entradas populares de este blog

El sapo es un príncipe. Y viceversa en Revista de Libros

Svengali, el inquietante personaje de la novela "Trilby" de Du Maurier, en sigueleyendo.es