lunes, 21 de septiembre de 2015

"Santa Teresa is different", los viejos amigos y la flema inglesa


El reencuentro con un viejo amigo después de mucho tiempo puede ser algo extraordinario. Con suerte, tras los primeros segundos de dudas, compruebas que lo único que ha cambiado es su envoltura, con más arrugas, menos pelo o los ojos cargados de experiencia, pero con la misma mirada que te tranquiliza y anuncia que todo sigue igual.

Las leyes del tiempo no afectan a ciertas amistades y esto es algo que la ciencia es incapaz de explicar. La amistad es en parte una cuestión de fe, un misterio basado en la confianza y los recuerdos.

Ocurre algo parecido con algunos personajes literarios cuando relees sus aventuras después de años de olvido o, incluso mejor, si se publica un libro con otro nuevo episodio. A diferencia del reencuentro con personas que va unido inevitablemente a nostalgia, si la novedad es buena, damos paso a un deleite tipo gourmet, en el que saboreas despacio, intensamente, como solo se disfruta lo que ya dabas por perdido.
 
Percy Hopewell es un personaje literario creado por el escritor Tomas García Yebra. Hopewell, un hijo de la Gran Bretaña cuyo padre es inventor de los botes de niebla, viajó por toda España durante los años 90 con su peculiar sentido del humor, analizando y atizando con flema inglesa a todos los destinos y sus costumbres. Sus andanzas podían seguirse en el dominical El Semanal, del grupo Vocento, que por aquel entonces dirigía Juan-Fernando Dorrego Tíktin, actual director de www.hechosdehoy.com. Durante más de dos años rivalizó en lectores con el todo poderoso Arturo Pérez Reverte y fue, sin duda, una de las secciones más divertidas del semanario.
 
Este año, coincidiendo con el 500 aniversario del nacimiento de STJ, el personaje reaparece publicado por la editorial Funambulista en Santa Teresa is different. A modo de ameno libro de viajes o de “road movie” cultural, se logra una completa introducción a la vida y obra de la Santa abulense, visitando lugares donde ella vivió, entrevistando a sus habitantes y a expertos e inexpertos en el tema desde todos los puntos de vista; poco escapa a las reflexiones del “excéntrico ingles". Por supuesto también se atreve con temas polémicos, ajenos a la mística, como la controvertida obra de un  ilustre arquitecto que anida en la plaza de Santa Teresa de la capital abulense; a mi juicio, un claro ejemplo de la falsa modestia que padecen algunos expertos edificadores.
 

No hay comentarios: