miércoles, 8 de octubre de 2014

'El Buda riente', de David G. Lanoue, en Cartagena Actualidad

Editorial Funambulista tiene la facultad de publicar libros e historias diferentes. Con El buda riente da en el clavo, por lo que vaya desde aquí mi particular homenaje y aplauso.

De un tiempo a esta parte estoy buceando en la cultura japonesa, fundamentalmente la narrativa, y estoy encontrando auténticas delicias. No todo viene de Japón, esta historia es un ejemplo, pero cuando uno se encuentra con un título tan sugerente como El buda riente no puede resistirse a bucear en ella.

En esta original y divertidísima novela, el narrador (trasunto del autor), un profesor universitario apasionado del haiku –la poesía escrita con un solo aliento-, se siente atormentado porque, tras años de incansable escritura, una noche de eclipse lunar se queda de repente sin inspiración, cosa que le había ocurrido unos siglos antes al poeta japonés Dientes Salientes. ¿Qué le estaba sucediendo? ¿qué le había sucedido al prolífico Dientes Salientes para, después del eclipse, no haber vuelto a escribir durante tanto tiempo? Para resolver estos misterios y gracias a la única ayuda de su precioso bolígrafo, el narrador, disfrazado de monje budista –pero sin abandonar sus cómodas deportivas Reebok-, emprende un viaje en el espacio y en el tiempo desde la actual Nueva Orleáns al Japón Antiguo de Dientes Salientes, un lugar poblado de samuráis, geishas, críticos literarios, ninjas y extravagantes poetas.

El zambullirme en su lectura tuvo mucho que ver un vocablo: haiku.

El haiku es ese pequeño poema escrito en un suspiro de asombro frente a la observación del entorno. Lo que puede sonar muy intimista y sencillo, entraña una técnica ancestral con unos requisitos formales estrictos (17 silabas o moras, en tres versos de 5-7-5 respectivamente, y sin rima) y es precisamente esto lo que lo hace tan difícil de reproducir en otros idiomas.

David G. Lanoue es un enamorado del haiku, transmitiendo este amor en su carrera profesional. Siendo profesor de literatura inglesa, ha escrito multitud de ensayos y traducciones de estos poemas; dejando patente esta pasión en su novela Loco por el haiku.

En El buda riente deja patente su pasión por la cultura japonesa y el haiku. Nos presenta una historia relajada y simpática. El narrador, un autor americano, se planta frente a un eclipse lunar y sufre un bloqueo mental, lo más temido por los escritores, exactamente igual que lo padecido por su admirado Dientes Salientes en su tiempo.

LEER MÁS

No hay comentarios: