miércoles, 11 de mayo de 2011

Reseña sobre "Corinne o Italia" en el Placer de la Lectura


Germaine Necker, o Madame de Staël (París, 1766-1817) baronesa de Staël-Holstein por matrimonio con el embajador sueco en Francia, fue una escritora y salonniere francesa, cuyo salón de la Rue du Bac fue uno de los centros políticos y literarios más pujantes de París. Viajó por Europa en una época de efervescencia política y cultural, lo que le dio amplitud de miras y le proporcionó contacto con las figuras relevantes del momento, como Goethe, a caballo entre la Ilustración y el Movimiento Romántico.

Mujer que no destacaba tanto por su belleza física como por su inteligencia y dotes artísticas y literarias, su atinada conversación y una atracción seductora muy personal, sin embargo tenía el conflicto en su vida matrimonial o amorosa. Su matrimonio con el barón de Staël fracasó. La relación sentimental que mantuvo con el político y pensador liberal Benjamin Constant cuando aún ninguno de los dos había alcanzado la treintena, fue fructífera literariamente pero a la vez tormentosa, y podemos verla reflejada en la novela Corinne, donde la Staël se retrata en el personaje de la heroína y describe a Oswald con los rasgos de Constant, reflexionando sobre el rechazo social que una mujer soporta cuando posee cualidades intelectuales y artísticas que sobresalen muy por encima de la media. Y a su vez, Oswald/Constant es presentado como extremadamente sensible pero estricto en su idea del deber, lo que conlleva un complejo de culpa por la contradicción entre el deseo y la atracción hacia una dama tan notable y las conveniencias sociales que acepta como norma, contrarias al tipo de mujer que desea para esposa. La relación entrambos reflejada en Corinne expresa el eterno problema de las relaciones entre los sexos: el hombre necesita una compañera de su nivel intelectual pero a la vez está convencido que la mujer en el matrimonio ha de ser sumisa y subordinarse al ámbito doméstico. Lógicamente algo chirría: se busca amar a una mujer excepcional pero ése no es el tipo de esposa que sólo se ocupa del hogar y los niños. Como destaca Nuria Cabello en su interesante artículo Madame de Staël y Constant: dos formas de escritura. «El gran drama de Corinne estriba en la conjunción de su genio y la condición de mujer» (p. 333). Es este un drama que aún hoy en día seguimos encontrando en nuestra sociedad, aunque muchas veces no se perciba como tal. LEER MÁS

No hay comentarios: