Luis Morales: «Antes de tanta ‘pantallita’ uno viajaba en tren y mantenía conversaciones»


La última novela del escritor cacereño Luis Morales, en coautoría con Iván González, acaba de salir a la luz. Gigoló en Riad es una historia real sobre la vida de un ingeniero, bajo el pseudónimo Yago Capablanca, que se instaló en la capital de Arabia Saudí entre 2009 y 2011, en una época de crisis económica en España. Al poco tiempo de llegar le propusieron ser, además de ingeniero, chico de compañía.
-¿Cómo surge ‘Gigoló en Riad’?
-Surge de un encuentro. Tanto Iván como yo en enero de 2016, a través de una tercera persona, tuvimos la oportunidad de conocer a un ingeniero que había trabajado en Riad para una multinacional entre los años 2009-2011. En esa conversación salió a la luz la doble vida que llevó en la capital de Arabia Saudí, que fue compaginar su trabajo de ingeniero con hacer de chico de compañía. La novela surge de lo extraordinario que nos pareció no solo esta doble vida si no también su fascinación por el mundo árabe.
-¿Cómo conocen al protagonista en la vida real a ese ‘Yago’ ?
-Antes de tanta «pantallita» uno viajaba en tren, y yo que tantas veces he hecho el trayecto Madrid-Cáceres, que lo llamábamos el de la amistad porque a veces tardábamos 9 horas en llegar, no me quedaba otra que hablar con el pasajero de al lado. Antes el desconocido del tren te contaba su vida y decías esto da para una novela. Era cuando la gente charlaba sin pantallas con contacto puro y sencillo.En cierto modo esta novela quiere volver a esa literatura de contar historias.
-¿A qué se debe esa doble vida de Yago Capablanca? Entiendo que un ingeniero no necesita otro empleo y menos en Arabia Saudí…
-Quien va a instalarse a Riad como profesional europeo lo hace para hacer caja. Pero el estado anímico de Yago no era bueno y aceptó la oportunidad laboral de sacar el máximo rédito a él mismo, lo que hizo fue optimizarse. Luego está su pulsión sexual, fantasías y su fascinación con universo femenino que se encontró. Pero a todo esto le llevó cierta amoral de la que procedía y no es otra que la propia de la sociedad occidental.

LEER MÁS

Comentarios

Entradas populares de este blog

El sapo es un príncipe. Y viceversa en Revista de Libros

Svengali, el inquietante personaje de la novela "Trilby" de Du Maurier, en sigueleyendo.es