martes, 13 de enero de 2015

"La noche sexual" en Letras en Vena


pascal-quignard

  es un tratado sobre el , el amor, el arte y el lenguaje

Por Rubén J. Olivares

La concepción de la sexualidad, el amor y el arte de Quignard llevan implícita una premisa fundamental a partir de la cual construye toda su obra: “Yo no estaba allí la noche en que fui concebido, Es difícil asistir al día que te precede. Una imagen falta en el alma”. Partiendo de esa proposición, Quignard indaga en la representación de la sexualidad, el amor, la muerte y los mitos presentes en las diferentes culturas que forman el universo humano a través de una exquisita colección de imágenes personales que ha ido coleccionado a lo largo de su vida, para irnos desvelando a medida que profundicemos en su obra las diferentes noches que habitan en cada uno de nosotros y que nos han dado lugar. La noche es el reverso tenebroso del día, en el que aquello que no vemos nos ve y nos acecha, pero también es el momento en el que ocultamos de los ojos inquisidores de los demás para poder ser nosotros mismos y reencontrarnos con otros en la intimidad, lejos de miradas curiosas que perturben nuestros encuentros más íntimos.
“La noche sexual” es un tratado sobre el sexo, el amor, el arte y el lenguaje, que recurre a múltiples disciplinas para tratar de abarcar las facetas que componen la sexualidad humana. En esta obra, Quignard recurre a todo aquello que le es útil: la antropología, la etología, la filosofía, la filología, la psicología, los textos griegos y romanos, y una excelente galería de imágenes que abarcan desde la cuna de la civilización occidental hasta el erotismo asiático de Japón y China. Por la misma razón el discurso de Quignard no puede ceñirse a un solo estilo: ensayo, poesía, novela, cuento, mito y hasta biografía. Su perseverante y poderosa escritura anuda con paciencia ideas y palabras para dar origen a una asombrosa obra de difícil catalogación y embrujadora fuerza expresiva que nos habla del origen de nuestra fascinación por el sexo, el deseo y de aquello que somos capaces o no de expresar con el lenguaje, de la relación que éste guarda con los mitos y como ambos se relacionan con nuestra sexualidad primordial, frente a la normalización que la sociedad ha ido implantando al mismo.
Además de ser una delicia por la temática que Quignard presenta, la lectura de “La noche sexual” deleita por su estilo literario. Su escritura es enérgica, ágil, rápida, violenta e impetuosa. Nos arrastra y fascina hacia aquello narrado, adentrándonos en su argumentación y exposición, haciéndonos sentir el vigor y la fuerza vital del sexo que transita, presente u oculto, por sus páginas.

LEER MÁS

No hay comentarios: