jueves, 6 de noviembre de 2014

"Conversación con las catedrales", de Ruben Loza, en el blog Mis críticas sobre libros leídos



Un ensayo que nos lleva de la mano de dos grandes escritores.

Difícilmente un libro tan pequeño es capaz de contener a dos grandes de la literatura, Conversaciones con las Catedrales de Rubén Loza nos presenta desde el punto de vista del autor a dos de ellos, ya desde el título se hace un primer guiño a uno de los dos maestros.


El libro dividido en dos partes principales nos muestra en primer lugar a Vargas Llosa, para hablar sobre este autor, Rubén utiliza en el libro un lenguaje y una forma periodística creando capítulos que se podrían asemejar a columnas y entrevistas periodísticas. En ellas el autor narra conversaciones con Mario Vargas Llosa que tratan temas tan dispares como puede ser la literatura, política o como no el premio nobel.
En todo este fragmento de la novela se nota el conocimiento de su obra y la admiración hacia él, sin dejar de lado el toque sutil del periodista. Y un Vargas Llosa que en ningún momento es reacio a tratar de cualquier tema, habla en todo momento claro de su literatura de la de otros sin ningún tipo de tapujo, ni incluso de lo que puede o no suponer la recepción de ese premio nobel que es en los últimos años tan apreciado como denostado por los criterios con los que se otorga que son tan desconocidos que plantean grandes dudas sobre los premiados y más faltando dentro de  sus galardonados grandes plumas que lo merecieron. Para finalizar con las conversaciones de Vargas Llosa el autor dedica un capítulo a la sesión de entrega del Nobel escrito por Fernando Iwasaki.

La parte quizás más personal es la que le dedica a Borges, en él muestra el lado más humano del periodista, donde nos narra no las conversaciones que pueda mantener con el gran escritor desde un punto de vista informativo sino de sus vivencias junto a él, de esos paseos y momentos íntimos para el recuerdo tanto en Buenos Aires como en el Montevideo de Rubén. Todo lo narrado en esta parte a pesar de que el formato y lenguaje utilizado no busca la crónica periodística las opiniones que da Borges sobre la literatura en su tiempo, sus vivencias en España u otros lugares y esa relación de amor, odio, desidia con el premio Nobel, en ningún momento pueden caer en el baúl del olvido, son, fueron y serán siempre actuales ya que como sus libros son inmortales.
 

No hay comentarios: