jueves, 30 de septiembre de 2010

Enrique Badosa. Trivium (artículo en nortedecastilla.es)




I
Más de cincuenta años recorre el amplio volumen de su poesía reunida. Es la vida de un hombre. O más aún, es la esencia de un hombre.
Por sus libros, por sus páginas, campea una historia que comienza en 1956. Y sucede muy lejos en el tiempo, muy lejos en el viento, muy distante de este vivir de ahora. Es el inicio de un trayecto iluminado por la luz última del corazón.
Enrique Badosa habita la desnudez de estos versos, los colma con la extraña belleza que envuelve sus poemas. Va desarrollando, lentamente, un camino que llega hasta el breve poema, conciso y limpio, «próximo ya en silencio inevitable» donde el poeta nos invita a todos sus lectores a ser parte de su vocabulario secreto, a instalarnos en su voz, a ser poema también. Un gesto más de la generosidad de este hombre noble, caballero a la usanza eterna, posiblemente uno de los poetas españoles de más hondo sentir y de más claro vivir. Más de cincuenta años se hallan encerrados en este armazón de palabras, construidas en la altura de las torres que vigilan el sueño, en las almenas de un bastión de memoria invicta, temblorosa como la claridad de los días amados. Lección de saber interpretar las cosas, de conocer el ritmo misterioso y trémulo del tiempo (ese ladrón de pasos inquietantes), luz para mirar, con pasión de pájaro en la oscuridad, los luminosos caminos de la amistad y el amor. (leer más)


No hay comentarios: