martes, 7 de marzo de 2017

Juan López-Herrera nos habla de "La ínsula inefable" en El Rincón Literario de Paco en Cartagena Actualidad.

Entre trabajo y mudanza… nos atiende Juan, gracias…

P.- ¿Cuándo, cómo y por qué nace La ínsula inefable?

R.- Comencé a escribir el libro poco después de mi llegada a Lima en 2011 y lo acabé justo antes de mi partida en 2014. La novela se nutre de experiencias vividas en varios de los países donde he residido (el propio Perú, Cuba, Brasil…), pero nace sobre todo de una historia que comenzó a gestarse mientras vivía en La Habana entre 2007 y 2009 -aunque entonces no era consciente de sus implicaciones- y que tuvo su desenlace un tiempo después de dejar yo la isla. Una lectura concreta me ayudó a dar una estructura coherente a la trama: el libro “The File”, de Timothy Garton Ash.

P.- ¿Por qué comenzó a escribir?

R.- Como todos empecé a hacer mis pinitos literarios escribiendo poesía en mi época universitaria. Algunos de esos poemas están publicados en la edición de 1984 de los premios de poesía de la Facultad de Filología de la Hispalense. Entre 1996 y 1998, durante un periodo de excedencia en el que regresé a mi Sevilla natal, escribí mi primera novela, La Cream Coneshion, que fue el resultado del encontronazo con una realidad andaluza muy “gatopardiana”: aparentemente todo había cambiado desde que yo había dejado la ciudad en 1985, pero en el fondo todo seguía igual, tanto en Sevilla como en Andalucía. Decidí utilizar el humor, que es la subversión no violenta del ciudadano oprimido.

P.- No me resulta fácil encuadrar la novela en un género concreto…es divertida, misteriosa, santería incluida, con un desfile de personajes variados…Willy Toledo, Nino Bravo, Julio Iglesias…¿su clasificación?

R.- Creo que sigue la estela de mi primer libro, que era una novela negra bastante sui generis, con un humor quiero pensar que muy español, mezcla de astracanada, surrealismo y sátira de trazo grueso.

P.- ¿Se ha encontrado de frente con santones? ¿cree en sus prácticas?

R.- Sí que me he encontrado con esas prácticas muchas veces, en Brasil, Sudáfrica, Cuba o Perú, pero también en Galicia o en Andalucía (las llamadas “sabias” del campo andaluz). Creer no creo, “pero haberlas haylas.”

P.- Usted, como diplomático, ha ejercido en países tan distintos como: Brasil, Sudáfrica, Bélgica, Cuba, Perú, Reino Unido… ¿cuál de ellos le ha sorprendido más y por qué?

R.- Todos son sorprendentes a su manera. Incluso países tan desarrollados y aparentemente convencionales como Bélgica o el Reino Unido pueden ser una caja de sorpresas. El Reino Unido, por ejemplo, es en ciertos aspectos una ínsula aún más inefable que la de la novela. Y no hay que olvidar que la normalidad aparente bajo la que se esconden secretos inconfesables es la base de gran parte de la novela negra contemporánea.

P.- En las embajadas ¿se espían unos a otros y otros a unos?

R.- No, por supuesto que no…salvo en la Ínsula Inefable, claro está.

LEER MÁS

No hay comentarios: